Archivos mensuales: mayo 2010

No me odien por … andar con uno más chavo

Desde hace muchos años, tantos que la fecha se pierde en la niebla del tiempo se esperaba que los hombres fueran más y ellas menos, es decir:

  • más alto,
  • más fuerte,
  • con mayor educación,
  • más inteligente,
  • con mayor poder adquisitivo y 
  • de más edad.

Aunque cuando ellas comenzaban a menstruar sentían que se transformaban, ipso facto de niñas a Mujeres pasando a considerar a sus coetáneos, del otro sexo,  como niños, tratándolos, a partir de entonces, como tales. Entre ellas afirmaban que los chicos de su edad resultaba aburridos, quizá por ello, las mujeres suelen  preferir parejas varios años mayores que ellas.

No es que apenas a últimas fechas las cosas hayan cambiado de súbito, simple y sencillamente, los casos se han hecho más evidentes, es decir,  algunas mujeres famosas han hecho públicas sus uniones con varones más jóvenes que ellas y por supuesto los comentarios no se han hecho esperar.

Tradicionalmente se esperaba que el hombre guiara, mantuviera y protegiera a la fémina en cuestión; una gran cantidad de personas daba eso por sentado aunque la realidad fuese otra.

En la inmensa mayoría de las parejas heterosexuales la mujer ha trabajado desde siempre aunque no por ello recibía un pago por sus labores; a últimas fechas lo hace remuneradamente, a veces por necesidad aunque también por libre elección.

El modelo donde se exigía al varón proteger tanto a la mujer como a la familia, se ha modificado a lo largo de la historia pero sobretodo en épocas recientes, si bien son pocas las personas que se atreven a reconocerlo abundan quienes afirman, que las cosas no deben cambiar pues han funcionado bien todo el tiempo.

Albert Einstein, palabras más palabras menos dijo: Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio y vaya que si tiene razón, al menos por lo que hace al tema en cuestión.

Cuando una mujer se relaciona con un hombre más joven que ella suele argumentarse que se trata de una locura pasajera pero si la relación se prolonga abundarán quienes esbocen explicaciones tendientes a demostrar que ambos portan una patología pues No es normal, ni deseable que eso suceda. Surgirán hipótesis tales como:

  • quiere que lo mantengan,
  • lo escogió para sentirse más joven,
  • lo usa para calmar su deseo sexual,
  • él la aceptó para heredar sus bienes,
  • de seguro necesitaba una mamá,
  • más todas las que UD quiera.

Pocas veces se aceptará el dicho de la pareja pues los cambios suelen resultar amenazantes para el ala conservadora.

Cuando una joven se une a un hombre mayor, de buena posición se dice que ella lo pensó bien, aunque se teme que la diferencia de edades a la larga se vuelva más notable, sobretodo, en el ámbito del erotismo pues él irá en declive mientras la fémina estará alcanzando su plenitud; se teme que el hombre no pueda satisfacerla y en consecuencia ella puede buscar un amante.

Cuando un varón más joven se une a una mujer mayor y acomodada se asegura que la explotará o que en algún momento la abandonará; resulta difícil asegurar que ese joven se sentirá feliz toda la vida con una mujer que pese a todas las estrategias, cada día lucirá mucho mayor que él; la conseja popular se inclina por lo contrario.

Querámoslo o no  muchas personas dicen que Un hombre con canas se ve Interesante pero que una mujer de pelo blanco se ve Vieja.

Valdría la pena analizar con cuánta frecuencia se dan uniones en las que la mujer es mayor que el varón pero sobretodo averiguar cómo se sienten ambos.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

Embarazo adolescente ¿para qué?

A finales de abril del 2010 me invitaron a dar una conferencia para un grupo de alumnos del Sistema Incorporado a la UNAM en el Marco del Modelo de las Naciones Unidas.

Impartí la charla el 7 de mayo del mismo año, en una de las aulas de la Torre de Ingeniería de la UNAM; la juventud en pleno, una gran cantidad provenientes de colegios particulares con vestimentas muy distintas a las que predominan en preparatorias y CCH, pero todo mundo destilando entusiasmo.

Denominé de ese modo mi intervención porque mi objetivo era reflexionar en torno al comportamiento juvenil, pues pese a todo tipo de esfuerzos el número de adolescentes embarazadas es muy alto y las consecuencias a causa de lo mismo llegan a ser funestas, sobretodo en las naciones más pobres.

Desde hace varios años ha quedado claro que las estrategias autoritarias e impositivas no resultan tan efectivas como se pregona y sin embargo, se siguen realizando.

La experiencia de otros naciones puede ayudarnos a elegir aquellos modelos que más beneficios proporcionen a los jóvenes. En el vecino país del norte, durante el gobierno de George W. Bush se impulsaron los programas de Educación sexual basados en la Abstinencia, dejando de lado aquellos que hablaban de métodos anticonceptivos y también los que previenen las Infecciones de transmisión sexual. Cuando se percataron que pese a sus esfuerzos los embarazos adolescentes no disminuyeron, endurecieron sus estrategias e hicieron que el estudiantado firmara documentos por los cuales se comprometía a tener relaciones sexuales hasta que se hubiesen casado; de nueva cuenta falló y los embarazos continuaron.

La gente se pregunta ¿por qué pese a tanta información las jóvenes se siguen embarazando con tanta frecuencia? La respuesta es nada fácil y quizá tendría que hablarse de varias, probables, respuestas:

  1. Podemos comenzar señalando que la prevención no se nos da mucho, de acuerdo con el Dr. Mauricio Mendieta Albornoz, miembro de la Federación Internacional de Sociedades de Ginecología y Obstetricia, 70% de las mujeres en edad reproductiva no utiliza algún método anticonceptivo. (1)
  2. Todo mundo sabe que, cada vez somos más mexicanos, por tanto, hay más adolescentes y al parecer cada vez tienen su primera relación sexual a edades más tempranas.
  3. No debemos perder de vista que para una gran cantidad de mujeres jóvenes, sobretodo en las zonas rurales, casarse o al menos formar pareja constituye un logro, motivo por el cual, embarazarse es una de las prioridades en esa clase de parejas.
  4. La mezcla de omnipotencia e ignorancia, por cierto muy frecuente, produce muy malos resultados, algunas chicas dicen: No creí que pudiera quedar embarazada en mis primeras relaciones.
  5. Algunas jóvenes huyen de su hogar pues consideran que no puede existir algo peor; su elección suele no ser la mejor y comprueban que sí puede haber algo peor. En esos casos, el embarazo aparece con gran frecuencia.
  6. Para muchas chicas que cambian el hogar por la calle, las adicciones están a la orden del día de modo que harán cualquier cosa con tal de satisfacer la droga de la cual dependen; en esas situaciones en lo que menos se piensa es en la prevención.
  7. La madre adolescente, con frecuencia, vuelve a embarazarse.
  8. Es bien sabido que las hijas de madres adolescentes suelen embarazarse a edades más tempranas que su progenitora.
  9. Está claro que la falta de programas de educación de la sexualidad adecuados es una causa importante de estos embarazos.
  10. Querámoslo o no, el acceso a la metodología anticonceptiva a veces es difícil o se le niega a la adolescente.
  11. El acoso sexual y la violación son más frecuentes de lo que quisiéramos aunque Quintana Roo se lleva las palmas en ese sentido pues en 2009 hubo 881 embarazos en menores de 18 años por violación y en lo que va del 2010 la cifra es de 458. Aunado a lo anterior en 18 estados de nuestra República no se acepta la interrupción del embarazo aunque haya sido por violación o exista el peligro de muerte materna.

embarazo

Estos son sólo algunos factores motivo por el cual lo dicho por Stern encaja a la perfección: Mientras no haya una mayor aceptación social del ejercicio de la sexualidad entre los jóvenes, continuarán sumándose obstáculos para prevenir embarazos no deseados y  los riesgos que conllevan. Se requiere propiciar actitudes de mayor respeto, comprensión y apoyo hacia nuestros adolescentes en este campo. (3)

Todas las cosas que hacemos a lo largo de nuestras vidas tienen consecuencias, algunas positivas otras negativas, las primeras no causan problemas pero las segundas es muy factible que puedan prevenirse.

Fueron cerca de 50 personas quienes escucharon mi charla, todo mundo aceptó que sabía qué se necesitaba para hacer un hijo; hubo quienes agregaron que no bastaban los componentes fisiológicos pues resultaban indispensables algunos como la responsabilidad y el compromiso. También supieron Como no embarazarse y en esto reside gran parte de la solución, a mi juicio. Las personas requieren saber que la satisfacción de las necesidades erótico sexuales se puede alcanzar de diferentes formas: tanto el autoerotismo como el faje son estrategias que caben dentro de la abstinencia pero cuando, por la razón que sea el coito es inevitable es conveniente el uso del preservativo.

El embarazo en la adolescencia acarrea numerosas consecuencias entre las que destacan:

  • El padre suele huir tan pronto se entera de la situación o cuando ya no puede ocultarse; lo que menos quiere es comprometerse y argumentos le sobran pero uno de los más socorridos es: ¿cómo puedo saber que es mío?
  • La familia le castigará, rechazará para luego extremar los controles,
  • Con frecuencia, cada vez menor, la expulsarán de la escuela: Para que no dé malos ejemplos. Se le niega la educación y se le condena a no tener herramientas que le permitan vivir mejor; Carlos Welti del Instituto de Investigaciones Sociales de la UNAM afirma que 60% de quienes fueron madres adolescentes no culminó la educación primaria. (4)
  • ¿Quién querrá contratar a una mujer con esa clase de formación? o dicho de otro modo ¿a qué trabajos podrá aspirar? Pareciera difícil vislumbrar un futuro halagüeño para ella y su descendencia.
  • Aunque el embarazo adolescente sucede en todos los estratos es mucho más frecuentes entre las clases depauperadas.

Por ello resulta preferible dotar a las jóvenes con la información y herramientas necesarias para vivir una sexualidad sana; lo ideal es animarlas a tomar decisiones de forma responsable.

 

Bibliografía

  1. Cerca del 70% de mexicanas en edad reproductiva no usan anticonceptivos. Marzo 5 del 2008. eluniversal.com.mx
  2.  En un solo año 881 menores de QR quedaron embarazadas por violación. La Jornada. Abril 15 del 2010.
  3.  Stern Claudio. Capacitación a jóvenes de baja escolaridad en temas de VIH/SIDA con la utilización de la metodología de pares. CARE.
  4. Olvera Leticia. Son madres 200 mil niñas menores de 15 años. Gaceta UNAM. No. 3-539. Abril 29 del 2002:15.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.