No me odien por … andar con uno más chavo

Desde hace muchos años, tantos que la fecha se pierde en la niebla del tiempo se esperaba que los hombres fueran más y ellas menos, es decir:

  • más alto,
  • más fuerte,
  • con mayor educación,
  • más inteligente,
  • con mayor poder adquisitivo y 
  • de más edad.

Aunque cuando ellas comenzaban a menstruar sentían que se transformaban, ipso facto de niñas a Mujeres pasando a considerar a sus coetáneos, del otro sexo,  como niños, tratándolos, a partir de entonces, como tales. Entre ellas afirmaban que los chicos de su edad resultaba aburridos, quizá por ello, las mujeres suelen  preferir parejas varios años mayores que ellas.

No es que apenas a últimas fechas las cosas hayan cambiado de súbito, simple y sencillamente, los casos se han hecho más evidentes, es decir,  algunas mujeres famosas han hecho públicas sus uniones con varones más jóvenes que ellas y por supuesto los comentarios no se han hecho esperar.

Tradicionalmente se esperaba que el hombre guiara, mantuviera y protegiera a la fémina en cuestión; una gran cantidad de personas daba eso por sentado aunque la realidad fuese otra.

En la inmensa mayoría de las parejas heterosexuales la mujer ha trabajado desde siempre aunque no por ello recibía un pago por sus labores; a últimas fechas lo hace remuneradamente, a veces por necesidad aunque también por libre elección.

El modelo donde se exigía al varón proteger tanto a la mujer como a la familia, se ha modificado a lo largo de la historia pero sobretodo en épocas recientes, si bien son pocas las personas que se atreven a reconocerlo abundan quienes afirman, que las cosas no deben cambiar pues han funcionado bien todo el tiempo.

Albert Einstein, palabras más palabras menos dijo: Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio y vaya que si tiene razón, al menos por lo que hace al tema en cuestión.

Cuando una mujer se relaciona con un hombre más joven que ella suele argumentarse que se trata de una locura pasajera pero si la relación se prolonga abundarán quienes esbocen explicaciones tendientes a demostrar que ambos portan una patología pues No es normal, ni deseable que eso suceda. Surgirán hipótesis tales como:

  • quiere que lo mantengan,
  • lo escogió para sentirse más joven,
  • lo usa para calmar su deseo sexual,
  • él la aceptó para heredar sus bienes,
  • de seguro necesitaba una mamá,
  • más todas las que UD quiera.

Pocas veces se aceptará el dicho de la pareja pues los cambios suelen resultar amenazantes para el ala conservadora.

Cuando una joven se une a un hombre mayor, de buena posición se dice que ella lo pensó bien, aunque se teme que la diferencia de edades a la larga se vuelva más notable, sobretodo, en el ámbito del erotismo pues él irá en declive mientras la fémina estará alcanzando su plenitud; se teme que el hombre no pueda satisfacerla y en consecuencia ella puede buscar un amante.

Cuando un varón más joven se une a una mujer mayor y acomodada se asegura que la explotará o que en algún momento la abandonará; resulta difícil asegurar que ese joven se sentirá feliz toda la vida con una mujer que pese a todas las estrategias, cada día lucirá mucho mayor que él; la conseja popular se inclina por lo contrario.

Querámoslo o no  muchas personas dicen que Un hombre con canas se ve Interesante pero que una mujer de pelo blanco se ve Vieja.

Valdría la pena analizar con cuánta frecuencia se dan uniones en las que la mujer es mayor que el varón pero sobretodo averiguar cómo se sienten ambos.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

Deja un comentario