Archivos mensuales: julio 2010

Erotismo en personas con Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica que afecta a más del 1% de la población; suele aparecer después de los 20 años pero se han visto casos en menores de edad; llama la atención que tres de cada cuatro personas que la padecen son de sexo femenino.

Se trata de un padecimiento autoinmune, es decir, el sistema de células con el que contamos para que nos defienda de los ataques del exterior se confunde y dirige sus células contra el propio organismo, más específicamente contra las articulaciones entre las que destacan: las de las manos, codos, caderas y rodillas de ambos lados del cuerpo. Sin embargo, el daño puede hacerse extensivo a: piel, corazón, pulmones, riñones y vasos sanguíneos; se trata por tanto de un padecimiento incapacitante, a tal grado que disminuye la esperanza de vida hasta en 10 años. La gravedad se incrementa si la persona fuma.

Los dolores, hasta antes del tratamiento suelen ser constantes y crónicos, además llegar al diagnóstico resulta problemático dado lo poco específicos de los signos y síntomas, algunos autores manifiestan que pueden pasar años antes de identificar esta enfermedad.

La afección a las articulaciones hace que las tareas más elementales se compliquen, motivo por el cual el paciente debe realizar esfuerzos considerables y a causa de ello la fatiga se convierte en una constante. El paso del tiempo y los tratamientos inadecuados colaboran para la aparición de deformidades en las articulaciones; la imagen corporal se altera con la consecuente baja autoestima, situación que resulta más dramática en el caso de las féminas. Aunado a lo anterior surgen los problemas emocionales que trascienden el plano personal para afectar al resto de la familia pero, sobretodo, a la relación de pareja.

Por lo antes mencionado se entiende que estas personas padezcan depresión la cual se agudiza en situaciones como las que vivimos (sería más exacto decir: sufrimos o padecemos) en la actualidad. Sólo por un instante piense, cómo se siente ese individuo que aparte de toda padecer toda la sintomatología antes descrita, enfrenta la alta probabilidad de recibir una incapacidad definitiva. Es el acabose y se vuelve un problema muy serio porque el dinero que reciben es tan escaso que un profesor de primaria, al recibir su cheque decía: Ya tengo mi regla porque me llega cada mes y me dura cinco días. Aunque resulta tragicómico el ejemplo puede ser menos terrible que el del individuo que le hizo caso a Fox y puso su changarro porque esa persona no recibirá ayuda ninguna.

Ya en el ámbito del erotismo está claro que estas personas se sienten menos atractivas, no sólo por las deformaciones articulares que tengan si no porque se vuelven más torpes dadas las alteraciones a su movilidad, por otro lado también la sensibilidad está menoscabada; con frecuencia la lubricación vaginal disminuye lo que produce dispareunia, es decir, dolor al coito y por tanto se evitan las relaciones sexuales; la pareja masculina a veces lo comprenderá pero en otras (aunque UD no lo crea) se disgustará. En los varones es factible que aparezca la disfunción eréctil, la cual se agravará si el individuo fuma (Leong Amye, 2009).

Diversas investigaciones entre las que destaca la de Blake y Maisiak efectuada a finales de los ochentas del siglo pasado, señalan que conforme pasa el tiempo la sensación de satisfacción disminuye, más aun si no se recibe tratamiento o si es inadecuado. (Blake y Maisiak, 1987)

En una investigación realizada con 830 pacientes con Artritis Reumatoide; de ellos el 74% era de sexo femenino; la edad promedio de 58 años y con más de 13 años de padecer la enfermedad. Los autores (Helland, Dagfinrud and Kvien, 2008) graficaron como afectaba a la sexualidad la AR.

 

grafica

31% de las personas entrevistadas afirmaron que no tenían contratiempos en su vida sexual,

38% señaló que su sexualidad estaba un poco afectada,

21% dijo que su erotismo presentaba afecciones considerables,

Para 3% las relaciones sexuales se tornaron muy difíciles y

7% vivían en la abstinencia pues les resultaba imposible hacer el amor.

Los factores más importantes para que expresaran lo anterior fueron:

  • Fatiga,
  • estrés,
  • limitaciones funcionales,
  • bajos niveles de eficacia y
  • ser hombre.
&& 2 && IMG_0015
Con mi amigo, Mérlindon Crostwaitth L. extraordinario guitarrista, pese a padecer artritis reumatoide y varias operaciones a causa de ello.

Aquí como en otras circunstancias queda de manifiesto que los varones somos más inseguros de lo que quisiéramos.

La mayoría de las investigaciones efectuadas en diversos países sugieren que conforme avanza el padecimiento y de acuerdo a su gravedad, el erotismo resulta afectado, por ello es necesario diagnosticar a tiempo, proporcionar el tratamiento más adecuado y abordar el tema del erotismo, no sólo con el paciente si no también con su pareja.

A principios de mayo del 2010 en Nature Genetics se publicó un artículo de Ely Ayumi Stahl del Hospital para Mujeres Brigham en Boston, Mass. (Tann Ee Lyn, 2010) donde señala que identificaron siete nuevos genes relacionados con la AR, el estudio lo realizó con poblaciones europeas. Sumados a estos, hasta la fecha se han identificado 31 genes relacionados con este padecimiento. Esto significa que la herencia juega un papel por demás importante en esta enfermedad.

La lubricación vaginal disminuye de forma importante, motivo por el cual en el caso de tener relaciones sexuales se produce dolor y por tanto se evitarán los acercamientos íntimos; en los varones la erección se ve disminuida pero si estos pacientes reciben el tratamiento adecuado y se les asesora en torno su erotismo es muy probable que puedan disfrutar sus encuentros sexuales.

Debemos tener presente que los seres humanos conservamos el erotismo a lo largo de nuestra vida, por supuesto es conveniente que el profesional de la salud hable con ambos miembros de la pareja y les recomiende cosas como:

  • sincronizar fármaco y relaciones sexuales, esto es aprovechar el lapso cuando el medicamento tiene su mayor efecto,
  • comunicar cualquier molestia,
  • realizar ejercicios de flexibilidad,
  • tomar un baño tibio antes del encuentro sexual,
  • proporcionar y recibir masajes,
  • prodigar caricias,
  • en caso necesario usar lubricantes (solubles en agua),
  • usar las posiciones que menos les afecten como la que hoy se propone,
  • usar cojines (es preferible decir almohadas por aquello de las malas interpretaciones),
  • tener las relaciones cuando hay menos dolor.

En esta ocasión revisaremos una de las posiciones coitales recomendadas para aquellas mujeres que tienen afectadas las caderas pero, es menester señalar que resulta conveniente evitar las prisas; brindar el mayor número de caricias posible; un tiempo adecuado es al menos media hora para cada miembro de la pareja.

posicion

 

En esta posición, donde se penetra la vagina desde la parte posterior, la mujer casi no realiza esfuerzos y permite un contacto muy estrecho.

En el siguiente escrito, si es que UDS lo juzgan prudente describiremos otras investigaciones y más posiciones.

Bibliografía:

  • Blake DJ, Maisiak R et al. Sexual quality of life patients with arthritis compared with to arthritis free control. J Rehumatology. 1987;14:570-6.
  • Helland Y, Dagfinrud H and Kvien K. Perceived influence of health status on sexual activity in RA patients: associations with demographic and disease‐related variables. Scandinavian Journal of Rhumatology. Vol. 37. No. 3. 2008:194-199
  • Leong Amye. How to talk about sexuality with rheumatic disease patients. 10th Annual European Congress of Rheumatology. 10-13 June 2009. Bella Center, Copenhagen.
  • Tann Ee Lyn. New mutant genes linked to rheumatoid arthritis. REUTERS Health. Sunday. May 9, 2010

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

San Cristóbal de las Casas

El jueves 8 de julio del 2010 me tocó dar la conferencia Sexualidad, divino tesoro en Tuxtla Gutiérrez, desde que se programó estuve emocionado porque visitaría uno de los estados más ricos, en recursos naturales, de nuestra República y paradójicamente uno de los más pobres; esa situación no es nueva y por tanto se vuelve más injusta conforme pasa el tiempo. Los sufrimientos y penas de los autóctonos los conocí primero gracias a los magistrales relatos de Rosario Castellanos, orgullo de nuestra patria y luego por las notas que llegan a través de los diversos medios de comunicación. Y aunque Rosario nació en el DF fue chiapaneca por elección.

Esta tierra vio nacer a Jaime Sabines, uno de nuestros máximos poetas.

Tan pronto me instalé nos dirigimos al mercado que por ahora se encuentra en la plaza del Zócalo; conforme se acerca uno se perciben los aromas, los colores completan el cuadro. La primera compra fue de los deliciosos y únicos Chiles de Simojovel, vale la pena surtirse porque no se regresa tan fácil a estos lares y sólo allá se pueden conseguir; también llevamos queso doble crema, el de Pijijiapan y queso con cubierta encerada como la del queso holandés; cacahuates (salados, con ajo y chile seco, con cáscara, garapiñados), Tlascalate; camarones secos, hormigas Chicatanas (culonas), miel de abeja y por supuesto tomamos Pozol de cacao, me parece que ésta es una de las bebidas más refrescantes que hay

Cumplida mi tarea, al siguiente día me transporté a San Cristóbal de las Casas, el tiempo ha estado lluvioso y eso aunque puede molestar un poco, dependiendo de la intensidad, sirve para que el paisaje se conserve más verde. Ahora existe una carretera de paga que permite llegar en menos de una hora, no es tan hermosa como la federal pero si es mucho más segura. La cinta asfáltica con curvas bien trazadas da pie a un paisaje donde las montañas coronadas de nubes tienen más árboles que la media nacional; cuanta razón tuvo Gerardo García Cornejo, compañero de la Facultad de Medicina y ahora músico al afirmar: El verde es el color que más tonos tiene.

Dudo que otra ciudad de México tenga tantos hoteles, hostales, posadas y casas de huéspedes como San Cristóbal pero con tanto visitante, sobre todo europeo resulta fácil entender las razones para ello. Como en muchos lados la periferia no es tan atractiva pero conforme si interna uno al centro de la ciudad la vista se deslumbra ante la belleza de las construcciones, lo bien conservadas que están y el osadía para dotarlas de las combinaciones de colores más atrevidas. Calles con baldosas, muy limpias y con un olor a mojado que alegra el alma.

Indígenas de distintas etnias brotan por doquier para ofrecer artesanía hecha en serie pero que pese a ello resulta por demás atractiva. Todas las edades están representadas pues la criaturas acompañan a sus madres pero también hay gente que pinta canas porque calvos no encontramos entre nuestros indígenas. Como en otros lugares son las mujeres las que visten sus trajes regionales, los varones visten como Ladinos y hasta los niños más pequeños han renunciado al traje de sus ancestros.

En esta ciudad camina gente de todos colores aunque son menos abundantes las personas de piel negra. El español es el idioma predominante pero con distintos acentos pues los extranjeros se esfuerzan por hacerse entender para recibir un mejor servicio y a veces hasta se atreven a regatear. Las conversaciones surgen de manera espontánea ya sea al caminar o al estar comiendo, el ambiente invita a compartir y los rostros lucen sonrientes, salvo los de quienes piden limosna.

Caminé el sábado en la madrugada, antes de la salida del sol por unas calles, húmedas, silenciosas, iluminadas por faroles me crucé con una que otra persona, la cual saluda al toparse con uno, amable costumbre que se ha ido perdiendo principalmente en las ciudades; ningún carro, a veces alguien en bicicleta. En la plaza de Santo Domingo, los comerciantes transportan sus mercancías en grandes costales que cargan al hombro o sobre la cabeza; sus puestos a causa de la lluvia están protegidos por hules en los que predomina el color blanco.

Ya hay gente en la iglesia y conforme amanece van llegando más a la primera misa del día; aunque no profeso ninguna religión, me gusta el ambiente que se respira en estos templos y las voces cuando entonan sus cantos.

La lluvia es fina y no se nota si no hasta que al tocar la ropa se da uno cuenta de cuán húmeda está; de pronto se calma y para entonces el tianguis ya está instalado, de nueva cuenta los colores, los aromas y los sonidos son incontables; por allá unas mujeres discuten el precio de gallinas vivas, de rancho que se aseguran son más sabrosas. Verduras de todo tipo: acelgas, lechugas, hoja santa que en Veracruz conocemos como acuyo; destacan el rojo y blanco de los rábanos; chiles, calabazas; manzanas, duraznos, limones y nances (nanches); son increíbles los colores que pueden tener los frijoles; las tierras llenas de papa demuestran que están tan frescas que ni alcanzaron a lavarlas. No faltan los tamales. Las criaturas de pecho maman sin descanso mientras su madre despacha con la mayor naturalidad del mundo.

Varios corredores sirven para que los turistas disfruten caminando mientras las vendedoras (predominan las mujeres) ofrecen mercancías que aunque parecen no ser pesadas deben cansar pues las cargan todo el día. Los turistas nos hospedamos en hoteles y después de cenar en un lugar típico, escuchando la música de marimba nos retiramos a descansar pero ¿dónde duermen las vendedoras con sus crías? ¿hasta dónde se desplazan? ¿cómo le hacen para estar de madrugada al día siguiente? ¿cuánto ganan al día? ¿qué comen? Me imagino que poco en cantidad y en calidad porque la talla de esta gente, sin importar el grupo étnico es mucho menor que la media nacional.

¿Qué podemos hacer para que vivan mejor? ¿Cómo podemos colaborar para que disfruten todo lo que produce su tierra?

El siguiente Congreso de la FEMESS que se realizará en Chiapas deberá ser muy bien planeado para que los congresistas asistan a talleres, mesas redondas, conferencias y trabajos libres porque la tentación de recorrer este maravilloso estado estarán a la orden del día.

 

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.