Archivos mensuales: diciembre 2011

Nudo de víboras

François Mauriac. Ediciones Orbis. España, 1982.

Se trata de una carta narrada en primera persona y es la historia de un hombre avaro, mezquino y resentido sobre todo, con sus familiares a los que detesta; vivió amargado todo el tiempo que estuvo casado porque, su esposa le comentó algo sobre un hombre al que conoció antes que a él; en ningún momento menciona que le haya amado pero, Luis, se inventa una historia que, día a día, alimenta esa animadversión que crecerá desmesuradamente.

El dinero ocupa una parte por demás importante en esta narración pues la esposa, los hijos, los nietos y hasta yernos y nueras están al pendiente y temerosos de que Luis los pueda desheredar y despojar, según ellos de algo que les pertenece. Luis se hace odioso a cada instante de todos y cada uno de sus familiares, sólo en unas cuantas ocasiones con su hija menor tiene ciertos destellos de humanismo. Sus familiares son tan o más avaros que él y no parecen hacer esfuerzos por mejorar su situación económica, esto es están a la espera de que muera, mientras viven e intrigan para heredar, él por su parte parece regodearse con la idea de desheredarlos.

La esposa y los hijos pregonan que son buenos católicos y Luis se burla a cada rato de ellos pues en realidad su apego a la religión deja mucho que desear, pues lo que predomina es la ambición.

No me fascinó el desenlace pero es una obra que vale la pena leer pues personajes de ese tipo abundan.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

Bipolaridad y sexualidad.

2005 diciembre 763

Sin duda alguna este es uno de los temas más novedosos en el terreno de la salud mental pues aunque el padecimiento ha existido desde hace mucho tiempo, tanto que los griegos hablaban de aquellos que padecían melancolía y de otros que eran coléricos; es hasta épocas muy recientes en que se ha denominado como Trastorno bipolar o Trastorno afectivo bipolar y querámoslo o no se ha puesto de moda; lo mismo que los diagnósticos retrospectivos pues se afirma que gente como: Abraham Lincoln, Winston Churchill, Ernest Hemingway y Francis Ford Coppola, entre otros, lo padecieron. Tampoco resulta raro escuchar (de manera muy discreta): Fulanito de tal, de seguro es bipolar porque …

Pese a que ya cuenta con una denominación más descriptiva y exacta, uno de los mayores problemas con los que nos topamos es, la dificultad para establecer a tiempo un buen diagnóstico. En otras épocas muchos de estos pacientes fueron diagnosticados y tratados por padecer depresión; por cierto los maestros clásicos decían que esta última era la enfermedad de las mil máscaras; ello obedecía a la gran variabilidad de sus síntomas. Durante mucho tiempo ha sucedido que a casi  cualquier episodio de tristeza más o menos prolongado se le etiquete como depresión y todavía es bastante frecuente escuchar que la gente, por cualquier malestar comenta Me siento depre.

Regresando al tema, aquellos pacientes diagnosticados como deprimidos después de varios días de tomar antidepresivos, cambiaban de forma dramática pues aquel enfermo que había pasado horas y horas en su cuarto llorando a mares que, si acaso hablada era para decir que deseaba dormir o que se suicidaría, de pronto se transformaba radicalmente; sus familiares al verlo lleno de energía y de ideas se entusiasmaban pues lo consideraban curado. No obstante, a muchos la pila y la irritación los desbordaba, ahora sabemos que ese exceso de actividades, esa fuga de ideas, esos delirios de grandeza y de inmortalidad eran parte de lo que en la actualidad se denomina Manía.

Hoy en día, los profesionales de la salud ya contemplan más esta probabilidad y por ello los pacientes reciben una mejor atención, sin embargo, uno puede invertir mucho tiempo revisando las distintas publicaciones científicas a nivel internacional para toparse con que el tema de la sexualidad del paciente bipolar apenas y se menciona. Lo anterior llama la atención porque con frecuencia, el médico en su consultorio dedica muchas horas  para tratar de hacerles entender a los familiares que el comportamiento sexual del paciente, aunque les parezca increíble fue involuntario. Por más que lo expliquen de diferentes formas resulta difícil convencerles de que la enfermedad y no la voluntad del paciente, es la principal causante de ese tipo de conductas.

&& 2 && DSC08401De nueva cuenta la ignorancia se hace presente pues sólo cuando la gente ha estudiado y comprendido de qué se trata este trastorno entenderá que, la impulsividad inconsciente lleva a los pacientes, a no medir las consecuencias de sus actos durante los episodios de Hipomanía y menos aun en los de manía. En esas instancias, el paciente se expone a riesgos que van desde:

  • contraer infecciones de transmisión sexual,
  • embarazos no deseados,
  • abuso sexual,
  • violación,
  • infidelidad y
  • promiscuidad entre otros, con las consiguientes consecuencias de culpabilidad, baja autoestima y problemas de pareja por mencionar sólo unos cuantos, en el ámbito de la sexualidad pero, recuérdese que igual existe el riesgo de la adicción.

Al mencionar abuso sexual o violación no se piense que sólo el o la paciente puede ser la víctima porque igual es factible que sea la parte agresora y eso implica la comisión de un delito, de modo que por ello es de vital importancia contar con un tratamiento integral que prevenga la aparición de los estados de manía.

Cuando haya salido de la crisis se enfrentará a la realidad de sus actos, algunos de los cuales no recordará y por ello aunque cueste trabajo aceptarlo, no siempre podrá hacerse responsable de su comportamiento anterior aunque sobre esto existen encendidas discusiones y se habla mucho de la prevención.

Está claro que sus actos quedan más allá de su voluntad, lo que haga en los periodos de hipomanía o manía, de ninguna manera se relacionan con su moral, su educación o sus principios, en esos momentos no existen límites pero requiere de la ayuda de otras personas para alejarse de los peligros potenciales.

Aun más, las pacientes con trastorno bipolar en edad reproductiva deben extremar precauciones en lo tocante al embarazo pues algunos fármacos pueden tener efectos teratógenos, es decir, pueden ocasionar problemas al feto y aunque eso no es cien por ciento seguro las probabilidades son elevadas. Lo ideal es que platique con su médico si es que, en verdad, desea embarazarse pues el régimen farmacológico deberá modificarse para brindar las máximas seguridades, tanto a la embarazada como al feto.

Todo mundo sabe que los embarazos no deseados pueden sucederle a cualquiera, sobretodo, si no se toman las debidas precauciones o como ya se mencionó, si esto acontece en un episodio maniaco o de hipomanía; si así ocurriera debe tomarse en cuenta el uso de la píldora del otro día y rebasado el plazo del fármaco se debe analizar, cuidadosamente, qué tan conveniente es continuar con el embarazo.

En relación a eso es inevitable que surjan un sin fin de cuestionamientos:

  • ¿qué tan conveniente es tomar decisiones de esta índole durante la fase maniaca?
  • ¿deberá esperarse a la fase post maniaca para actuar?
  • ¿sólo la paciente debe decidir sobre la conducta a seguir, por ejemplo, en un embarazo no deseado?
  • ¿las riesgos sexuales por un comportamiento maniaco deben ser tratados como si se tratase de una violación?

&& 3 && rhythm-253619

Desde el punto de vista del autor, los pacientes no deben tomar decisiones importantes cuando presentan crisis depresivas o de manía, lo ideal es canalizarlo con su psiquiatra para que ajuste, cambie o prescriba los medicamentos necesarios.

Formar pareja es algo esperado en sociedades como la nuestra, principalmente, si se es mujer; casarse es algo que pese a la taza de divorcios se sigue practicando y una vez que se forma la nueva familia es inevitable que aparezca el tema de la descendencia. Si la paciente con trastorno bipolar desea embarazarse debe acudir con su pareja a consulta y junto con el médico elegir la estrategia más conveniente tanto para ella como para el feto. Cuando se decida dar luz verde al embarazo se hará un programa de seguimiento pues se requiere de una estrecha vigilancia, deberá ponerse especial cuidado después del parto porque es una época en que una gran cantidad de mujeres (normales) presentan cuadros depresivos, tan es así que se habla de una Depresión postparto, las cuales pueden ser muy graves en estas pacientes, de nueva cuenta el tratamiento deberá ajustarse a su situación pues con gran frecuencia deberá amamantar a su criatura.

En el supuesto de que su médico no aborde el tema de la sexualidad, por las causas que sea, es muy recomendable que acuda UD con un profesional de la Sexología para que le asesore pero no piense que únicamente hablarán sobre problemas, por el contrario lo ideal es analizar de qué forma puede UD disfrutar su erotismo, ya sea de manera individual o en pareja pero, responsablemente. Es muy conveniente la asesoría en pareja porque de ese modo podrá hablarse de como la respuesta sexual suele afectarse por la depresión, los episodios de manía o hipomanía, los fármacos y los problemas propios de la convivencia en pareja. Con respecto a los medicamentos habrá algunos que ocasionen disminución de la respuesta sexual en todas sus fases, es decir, pueden disminuir el apetito sexual; lo mismo que la lubricación vaginal o la erección; retardar la eyaculación e incluso producir anorgasmia. La mayoría de las veces cuando se deja de tomar el medicamento desaparece la disfunción sexual, no obstante, no se trata nada más de dejar de tomarse la medicina, será el médico quien diga de qué forma se hará y de seguro le prescribirá otro. Es de especial importancia tener esto en cuenta porque con gran frecuencia, cuando se abandonan de súbito los antidepresivos es muy factible que se presente un cuadro de manía.

De igual importancia resulta considerar que algunos medicamentos pueden causar aumento de peso y eso, al alterar la imagen corporal ocasiona baja autoestima. Cabe la probabilidad de que la persona, sobretodo si es mujer, se sienta mal porque su figura ya no es la de antes y por ende deje de sentirse atractiva.

En términos generales la mayoría de la gente tiende a pensar que lo característico en este padecimiento es un estado de hipersexualidad, casi nunca piensan que puede irse al otro extremo, es decir, a la abstinencia más pronunciada y mucho menos que pueda estar en rangos considerados como normales.

Tome en cuenta que cuando los pacientes cumplen con el tratamiento farmacológico al pie de la letra, evitan el consumo de estimulantes, cuidan tanto sus hábitos alimenticios como los de sueño y asisten a psicoterapia es muy probable que mantengan alejados los estados depresivos y los de manía.

&& 4 && drunken-40363_1280

En este padecimiento como en otros, existen algunas diferencias genéricas, por ejemplo, es más factible que ellos tengan problemas de adicción y ellas con los alimentos, por cierto, algunas mujeres que se consideran tuvieron este padecimiento fueron: Virginia Woolf, Emily Dickinson, Anne Sexton y Sylvia Plath entre otras.

Para enfatizar la importancia de cumplir con el tratamiento podría decirse Más vale prevenir que … daño cerebral, porque en diversas investigaciones se ha señalado que la repetición de las fases de manía pueden causar daño neuronal.

Quienes no tienen mayores conocimientos sobre el tema en cuestión vale la pena que lean o vuelvan a leer algunos libros porque como señala Kraus Reflexionemos en la enfermedad como literatura y entendamos que, al lado de la parafernalia médica, la literatura y las artes son una de las vías para primero entender y luego penetrar la patología. No en balde hay escuelas de medicina donde se incluyen talleres de teatro y lectura de poesía como materia obligadas en la formación profesional. La lectura cuidadosa permite conocer algunos de los rasgos patológicos de los personajes y un buen libro siempre enriquecerá a la persona pues como decía Gregorio Marañón, endocrinólogo y científico madrileño Y el médico que sólo sabe de Medicina, ni Medicina sabe, lo cual puede ser aplicado a todas las áreas del saber pero en especial a la nuestra. El Dr. Navarro agrega: “Para alcanzar el entendimiento, los grandes textos resultan de escasa utilidad. Cierto es que los cuadros sintomáticos, los signos clínicos y los resultados de las pruebas complementarias vienen recogidos con extraordinaria minuciosidad en el Farreras-Rozman o en el Harrison; pero rara vez ocurre igual con los sentimientos o las sensaciones más íntimas del paciente. Si esto es lo que buscamos, más nos vale volver la vista a quienes mejor han sabido observar, interpretar y expresar los entresijos de la psique humana: los grandes escritores de la literatura universal, por ejemplo; o, también los grandes pintores del arte. Por todo lo anterior les invito a sumergirse en una de las grandes novelas de todos los tiempos Crimen y castigo de Fedor Mijalovich Dostoiewsky (1821-1861) donde describe la vida de Rodión Romanovitch Raskolnikov, quien a veces es presa de largos periodos donde contempla su mundo desde la más absoluta de las tristezas pero, igual presenta periodos que él mismo describe como muy febriles donde sus pensamientos y sus actos se suceden a gran velocidad. Alterna periodos en los que se siente sumamente desgraciado con otros en los que se siente como un hombre extraordinario. A sus rasgos de carácter debe agregarse que su vida se desarrolla en ambientes poco favorables y eso es de vital importancia.

&& 5 && sherlock-holmes-462978.jpg

El médico escocés Sir Arthur Ignatius Conan Doyle (1859-1930) creó a Sherlock Holmes peculiar detective que le confesaba al Dr. Watson Suelen acometerme malos humores, que me duran varios días, y durante los cuales no abro la boca. Nada de incomodarse entonces conmigo; basta con dejarme, e insensiblemente vuelvo a mi estado normal. Aparte de los cambios tan dramáticos del  estado de ánimo, pasaba de depresiones intensas a la mayor actividad, por cierto Holmes consumía morfina.

Heathcliff, así nomás, es un nombre conocido por muy pocas personas, quizá sólo por aquellas que leyeron la novela de la británica Emily Brontë (1818-1848) o vieron la película Cumbres borrascosas. Desde su nacimiento, su vida estuvo marcada por la adversidad y llama la atención que los innumerables altibajos emocionales sufridos por Heathcliff a veces le ocasionaban periodos de tristeza y aislamiento pero también que, a veces respondía con infinita violencia sin importar quien resultase dañado.

&& 6 && sculpture-670111

Si considera que esto es demasiado antiguo puede volver la vista a la música y sobre todo a la del Jazz porque, el mundo de este género musical siempre ha estado rodeado por una aureola de misterio pues una gran cantidad de compositores o ejecutantes han captado la atención del público debido a numerosas razones entre las que sobresalen aquellas relacionadas no sólo con sus dotes artísticas sino también con sus conductas, las cuales cubren un amplio abanico que va de lo peculiar a lo patológico. Estremece lo afirmado por Hirschfeld et al: Desafortunadamente los trastornos del espectro bipolar no son ni reconocidos ni diagnosticados, en gran parte, debido a la amplia variedad de síntomas que incluyen: conducta impulsiva, abuso de alcohol y otras substancias, fluctuaciones en sus niveles de energía y problemas legales. Estos problemas con frecuencia no se atribuyen al trastorno bipolar. Las consecuencias de la dilación y el mal diagnóstico pueden ser devastadoras.

Charlie Parker (Bird) (1920-1955) aun es considerado no sólo como el más extraordinario saxo alto que ha existido sino también como el mayor improvisador de jazz de todos los tiempos; sus seguidores querían imitarlo en todo hasta en el consumo de heroína. Tuvo dos intentos de suicidio y murió a los 35 años, se afirma que en el certificado médico se consignó que la edad aparente era de 60 años. Llama la atención que alguien tan creativo haya realizado tantas cosas en pro de su autodestrucción. Vale la pena escuchar: Summertime, Night and Day, Antrhopology entre muchas.

Thelonious Monk (1917-1982) Pese a no haber estudiado música fue un espléndido y prodigioso pianista, su biógrafo Kelley señala: Aunque tomó más de dos décadas antes de que los doctores diagnosticaran correctamente a Monk como bipolar, ya había comenzado a exhibir los síntomas clásicos del desorden y los síntomas ocurrieron más frecuentemente en los años siguientes. En 1972 su vida dio un giro impresionante y se enclaustró en un mutismo que duró cerca de10 años, poco antes de morir dijo algo que podría haber encajado en su epitafio: Soy famoso pero, no más que una perra. Algunas piezas que vale la pena volver a escuchar son: Blue Monk; Round about midnight y Straight no chaser.

John Francis Anthony Pastorius (1951-1987) como varios extraordinarios músicos también fue autodidacta; se desempeñó como bajista, arreglista y compositor. Modificó el bajo eléctrico a tal grado que incluso le cambió las cuerdas, es innegable que le dio nueva vida a este instrumento que tradicionalmente se consideraba como de simple acompañamiento. Él se convirtió en el primer y máximo solista del bajo eléctrico. Diagnosticado como Maniaco depresivo dejó el tratamiento porque me entorpece los dedos y no puedo componer. Spencer comentó: Desafortunadamente su carrera estuvo marcada por conductas bizarras como resultado de su psicosis maniaco depresiva y el abuso del alcohol. En una de las tantas ocasiones en que vagabundeaba se molestó porque no lo dejaron entrar a un bar, el guardaespaldas del local le dio tal golpiza que falleció unos días después, a la edad de 36 años.  Alguna de sus mejores piezas son: A protrait of Tracy, The Chicken, Bass Solo Montreal Jazz Festival 80’.

La sexualidad de los jazzistas antes citados, durante las fases de manía fue errática y compulsiva pero además sus adicciones les hicieron vivir en un mundo, a todas luces destructivo.

&& 7 && thumb_DSCN0674_1024

Algunos tips para personas con Trastorno Bipolar:

  • Resulta de fundamental importancia aceptar mi condición lo cual no significa que me resigne a esperar a ver cómo evoluciona el padecimiento por si solo, es una actitud relacionada con mi realidad,
  • Dejar de negar, es decir abandonar la inmovilidad, acudir en busca de ayuda profesional pero, más que nada, de un especialista,
  • Tan pronto se establezca el diagnóstico de Trastorno bipolar se deberá seguir el tratamiento y tener presente que en ocasiones es hasta después de varios intentos que se encuentra el que es mejor,
  • Resulta indispensable informarse, de la manera más completa lo que implica tener este padecimiento,
  • Tener bien claro cuáles son los principales síntomas,
  • Adquirir conocimientos actualizados servirá para erradicar falacias y es muy recomendable compartirlos con las personas más cercanas,
  • Dado que durante los estados de hipomanía o manía se pueden adoptar conductas riesgosas, me pondré de acuerdo con gente de mi entera confianza para que me lo señalen y hagan lo conveniente para que no corra riesgos,
  • Si tengo pareja es de vital importancia hablarle de mi enfermedad y proporcionarle el material adecuado para que la conozca lo más a fondo posible,
  • Responsabilizarme de la forma como sigo el tratamiento y no esperar que otros lo hagan por mi,
  • Llevar una bitácora respecto a mi conducta servirá para conocerme mejor, podré identificar anomalías o ciclos y a mi médico le ayudará a tener un mayor conocimiento de mi caso.

El Trastorno Bipolar es una enfermedad que puede tener graves consecuencias si pasa desapercibida pero en la actualidad se cuenta con herramientas que permiten su identificación y además existe una gran cantidad de estrategias para hacer más llevadera la vida del paciente y de la gente que le rodea. Uno de los grandes descubrimientos, en torno a este padecimiento ha sido el de los fármacos clasificados como estabilizadores del humor porque mantienen alejadas tanto a la depresiones como a las hipomanías y manías, sin embargo, es recomendable que la gente siga las indicaciones de su médico y de ser posible también se involucre en un proceso terapéutico, entre los cuales sobresale la Psicoeducación.

En términos generales puede decirse que ya no hay excusa para sufrir el Trastorno Bipolar, es preferible asumir que se puede vivir mejor pero esto requiere hacerse responsable de uno mismo.

Bibliografía

  • Adriane R. Rosa et al. Predictores clínicos del funcionamiento interpersonal en pacientes bipolares. Revista de Psiquiatría y Salud Mental. 2009;2(2):83-88.
  • Bartholomew Cate L. The Prosecution’s Response to the Use of Bipolar Disorder as an Excuse for Sexually Abusing Child. UPDATE. National Center for Prosecution of Chil Abuse. Volumen 19. Number 9. 2006.
  • Benabarre A. et al. El trastorno bipolar. Fundación BBVA. Clínic Hospital Universitari
  • Bobes J, Dexeus S y Gibert J.  Psicofármacos y función sexual. Ediciones Díaz de Santos S. A. España, 2000.
  • Brontë, Emily. Cumbres borrascosas. Editorial De Bolsillo: 73. México, 2010
  • Colom Francesc and Vieta Eduard. Psychoeducation Manual for Bipolar Disorder. Cambridge. www.cambridge.org
  • Doyle, Conan. Un crimen extraño. En: Aventuras de Sherlock Holmes. Editorial Porrúa:5. No. 341. México, 1982.
  • Dupont Villanueva Marco Antonio. Trastorno bipolar. Editorial Alfil. México, 2006.
  • Hirschfeld, Robert, M.A. et al. Development and Validation of a Screening Instrument for Bipolar Spectrum Disorder: The Mood Disorder Questionnaire. American Journal of Psychiatry. 2000; 157:1873-1875.   http://www.pdhealth.mil/Development_Validation_of_Screening_Instrument_for_Bipolar_Spectrum_Disorder.pdf
  • Kelley, Robin, D.G. Thelonious Monk: the life and times of an American original. Free Press, New York. 2009:215
  • Kraus, Arnoldo. La enfermedad como casa y escritura. La Jornada Semanal. 2006. No. 605. Domingo 8 de octubre.
  • Miklowitz David J. The Bipolar Disorder. Survival Guide. The Guilford Press. USA, 2002.
  • Navarro, Fernando. Comprender la enfermedad con la ayuda del arte. TREMÉDICA. Asociación Internacional de Traductores y Redactores de Medicina y Ciencias Afines. http://www.tremedica.org/jornadas-conferencias/presentacion_charlas.pdf
  • Pérez Ybarra Rafael. El 40% de las personas con trastorno bipolar están mal diagnosticadas. Jano.es 2008, enero 25.
  • Reiser Robert P y Thompson Larry W.  Trastorno bipolar. Editorial Manual Moderno. México, 2006.
  • Spencer, Frederick, J. Jazz and death: medical profiles of jazz greats. Univ. Pr. of Mississippi.USA, 2002:75
  • Treating the High and Lows of Bipolar Adults. Sexual Health Issues in Women with Bipolar Disorder. www.homestudycredit.com/courses/contentBA/secBA22.html

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.