Archivo de la etiqueta: enfermedad

Epilepsia y sexualidad

Mundo moderno

&&1&& abstract-313580

Vivimos en el siglo XXI y mucho de lo que se ha conseguido resulta a veces difícil de creer, podemos comunicarnos hasta los lugares más recónditos en cosa de segundos; la producción de alimentos se ha modernizado a tal grado que las cosechas son enormes; se ha conseguido la cura de enfermedades que antaño eran mortales por necesidad y varias de ellas son cosa del pasado pues se han establecido estrategias para su prevención, pero pese a todo, no podemos cantar victoria. Las desigualdades aun persisten, millones de personas padecen hambrunas; el cambio climático del que muchos dudan causa estragos por doquier; las guerras continúan en diversos territorios y la violencia sigue haciendo acto de presencia a diferentes niveles. En esta época donde, pese a que la comunicación ha llegado a sus máximos niveles,  el analfabetismo alcanza cifras vergonzantes, pero quizá algo de lo más estremecedor es, que tanto la ignorancia como los prejuicios siguen presentes cobrando víctimas y causando mucho daño.

Uno de los ejemplos más palpables es el que a continuación se describe.

Ni duda cabe que el desconocimiento acerca de su origen y sobre cómo tratarla produjeron miedo, la única explicación fue considerar a quienes la padecían como intermediarios en el diálogo con las deidades, por ello, durante muchos siglos, en numerosas sociedades entre las que destacan la griega y la romana, la epilepsia fue considerada como una Enfermedad sagrada hasta que en los Tratados hipocráticos (escritos por Hipócrates (460 a 370 AC)y varios de sus discípulos) se intentó combatir esa denominación. Se afirma en los tratados, que personas ignorantes (pero aprovechadas) del tipo de magos, purificadores, charlatanes y embaucadores (pueden ver descendientes de ellos en la TV anunciando productos milagrosos; se les da más crédito si tienen acento extranjero), quienes nada conocían de su origen al resultarles imposible explicar por qué alguien de repente perdiera contacto con la realidad, tuviera movimientos incontrolables, quedara como muerto para, poco a poco recobrar el conocimiento sin recordar lo sucedido decían cosas como: sólo los dioses pueden producir esto y sin embargo con mis pociones o conjuros podré revivir a esa persona para traerla de nuevo a este mundo. Negocio redondo porque, si se curaba o al menos disminuía la sintomatología era por su sapiencia pero si no se curaba era voluntad de dios (¿dónde he oído eso?). En los tratados hipocráticos se afirma: … la causa de esta dolencia está en el cerebro lo mismo que de las demás enfermedades de mayor gravedad (1).

Personajes famosos

Dado que gradualmente dejó de ser vista como algo sagrado, el emperador romano Cayo Julio César (100-44 AC), quien tuviera amoríos con Cleopatra (69-30 AC), la última reina del antiguo Egipto y que era epiléptico, se cuidaba de que nadie lo supiera; un fiel esclavo que siempre lo acompañaba se encargaba de esconderlo y ponerlo a resguardo cuando el emperador le avisaba que tendría una de sus crisis convulsivas. Julio César fue uno de los más grandes generales, filósofo y gobernante que haya existido.

En la Edad Media, época de oscurantismo cuando el saber y los libros se ocultaron en los conventos para estar al alcance de unos cuantos(El nombre de la rosa, Umberto Eco, Editorial Lumen o la película del mismo nombre con Sean Connery brindan una buena idea de esa época), se afirmaba que las personas epilépticas estaban poseídas por el demonio, motivo por el cual se les trataba por medio de exorcismos, que por supuesto lejos de curarlas les infringían mayores daños y en ocasiones hasta la muerte.

&&2&& joan-of-arc-222173

Juana de Arco (1412-1431), también conocida como la Doncella de Orleans, quien luchó contra los ingleses para defender a Francia y Santa Teresa de Ávila (1515-1582), quien se aseguraba podía levitar, son dos mujeres que de acuerdo con algunos neurólogos modernos, lo más probable es que hayan padecido epilepsia.

Uno de los más grandes escritores de todos los tiempos el ruso, Fiódor Mijáilovich Dostoyevsky (1821-1881) también tuvo epilepsia; el mencionar a unos cuantos personajes famosos de la historia que padecieron esta condición tiene como propósito dejar claro, que esta enfermedad no tiene porque incapacitar a quienes la padecen. En aquellas lejanas épocas, pese a que poco era lo que se podía hacer para sobrellevarla y nada para curarla, eso no les impidió destacar de manera tan importante.

Al paso del tiempo, después de muchos sinsabores, infinidad de investigaciones y adelantos tecnológicos se puede diagnosticar y tratar con más efectividad. Sin embargo, para algunas personas las cosas casi no cambiaron pues con gran frecuencia siguieron siendo maltratadas y marginadas; la realidad es que todavía hay quienes la conciben como una enfermedad vergonzante. El desconocimiento, como siempre, ha propiciado conductas agresivas hacia quienes la padecen; estas reacciones ante lo desconocido o la Otredad evidencian miedo, de ahí que sea muy acertada la frase: El conocimiento os hará libres. Quizá pueda parecer una exageración pero todavía existen quienes creen que la epilepsia es una enfermedad contagiosa.

Remedios vergonzantes

&&3&& dolls-342770

Pero eso no es todo, hasta principios del siglo pasado muchas personas y profesionales de la salud consideraban que la masturbación excesiva (nadie se atrevió a decir cuándo comenzaba el exceso, quizás por temor a que se conociera su récord personal) era una de las principales causas de la epilepsia; allá por 1858 el Dr. Isaac Baker Brown (1811-1873), Presidente de la Sociedad Médica de Londres, decía que si bien la masturbación producía: histeria y epilepsia … bastaba quitar el órgano innombrable para remediar el asunto. En 1867 el Dr. Baker Brown, expulsado de la Sociedad de Obstetricia, un año antes había publicado un trabajo sobre 46 clitoridectomías (2). Como se advierte el horror, que toda actividad sexual no relacionada con la reproducción, causaba a los conservadores hizo, que los remedios fueran espeluznantes y se constituyen como una de las páginas más negras de la medicina: circuncisión, extirpación del clítoris y hasta la castración. Lo anterior es un ejemplo de cuan dañina puede resultar la ignorancia, si bien ya no se prescriben más aquellos procedimientos, por desgracia aun persisten prejuicios en torno a la epilepsia, es decir, opiniones firmes acerca de algo que se conoce mal o que de plano no se conoce.

Salvo muy raras excepciones, la epilepsia en si misma, no tiene porque interferir con el desempeño sexual, esto es, quien la padece puede establecer relaciones adecuadas y casarse si así lo quiere pero, resulta de fundamental importancia seguir el tratamiento farmacológico. Trátese de hombre o de mujer, si el paciente con epilepsia desea tener descendencia es indispensable dialogar con su médico tratante, para afinar o adecuar la ingesta de medicamentos. No es que no deban procrear sino que requieren tener un mayor control del embarazo que el resto de la gente.

Orgasmo y crisis epilépticas

&&4&& epilepsy-623346

Entrando al terreno de lo erótico es necesario comentar que algunas personas han reportado sensaciones similares a las orgásmicas durante una crisis, aunque quizá sería más exacto señalar, que esas percepciones las experimentan con el aura, es decir, con todo aquello que identifican como previo a un ataque, y si bien es bastante más raro, también existen reportes de crisis provocadas por la actividad sexual. Liporace señala: … refieren muchos pacientes el temor de que la actividad sexual les precipite las crisis, particularmente cuando éstas se producen ligadas en cierta forma a la hiperventilación o al esfuerzo físico (3); posiblemente por lo anterior, muchas personas traten de evitar, por todos los medios, hiperventilar o realizar esfuerzos físicos considerables pues temen, que se convierta en una especie de disparador de la temida crisis epiléptica; en consecuencia existir mayor represión del erotismo.

Como sucede en muchos campos de la vida relacionados con la sexualidad humana, son muy escasas las investigaciones acerca de cómo viven tanto sexualidad, como su erotismo los pacientes con epilepsia, probablemente por ello, todavía la cantidad de las creencias sobrepasa aquello que se ha comprobado. De las escasas investigaciones efectuadas en distintos países, algunas señalan que los problemas o disfunciones sexuales más frecuentes en las personas con epilepsia son: la falta de apetito sexual y fallas tanto en la lubricación vaginal como en la erección del pene; aunque otros autores mencionan que más que falta de deseo a estos pacientes les cuesta trabajo iniciar la actividad sexual, viene a colación lo apuntado por, Luef: Hombres y mujeres, frecuentemente se quejan, si se les pregunta, de disfunciones sexuales, al parecer con  una mayor incidencia que en otras personas con enfermedades neurológicas crónicas. No obstante, las causas son multifactoriales. La baja auotestima y las oportunidades sociales limitadas interfieren con el normal desarrollo de las interacciones sexuales (4). Hace algunos años Albert Einstein, palabras más palabras menos dijo: Es más fácil destruir un átomo que un prejuicio y tuvo toda la razón porque la gente suele valerse de las creencias para actuar en vez de analizar las situaciones.

Secreto

&&5&& woman-73403

En una interesante investigación realizada en la India con 100 mujeres, los padres mantuvieron ocultó que su hija padecía epilepsia, pese a que los médicos advirtieron la necesidad de que el futuro cónyuge se enterara de la situación; a escondidas le daban los medicamentos y cuando ella se fue de la casa la hicieron que los guardara en diferentes tipos de recipientes. Cuando ellas comenzaron a tener crisis convulsivas surgieron los problemas, 13 fueron regresadas a sus casas, de las cuales 10 estaban embarazadas(5). Alguien podrá decir que eso sucedió en la India pero creo que nadie se atrevería a afirmar que algo similar no acontece en nuestro país.

Llama la atención que el comportamiento sexual de la mayoría de los personas con epilepsia que por cierto, es muy similar al del resto de las personas, se pasa por alto o se ignora frente a las conductas atípicas de unos cuantos pacientes, lo más terrible es que no sólo se magnifica si no que se generaliza. Esto significa que el gran público está convencido que la epilepsia es sinónimo o condicionante de conductas sexuales anómalas y hasta criminales. Muchos no sólo creen, si no que aseguran, que los epilépticos no pueden controlar su conducta sexual y por tanto resultan peligrosos cuando en realidad suele suceder lo contrario; la persona con crisis epilépticas tiende a reprimir su erotismo pues en el fondo teme que le sobrevenga un ataque. Bancroft (6) nos alerta en el sentido de que los progenitores de una criatura con epilepsia, en términos generales, tienden a sobreprotegerle, dicha conducta a la larga suele acarrearle más problemas que beneficios pues estos niños tienden a tener poca confianza en sí mismos a causa de lo cual prefieren vivir en aislamiento, y por ello desconocen las reglas del juego para interactuar en sociedad; como es fácil de entender su autoestima es muy pobre. Desde luego tendrán deseos de establecer amistades y hasta noviazgos, pero como carecen experiencia no se atreven a intentarlo. Lo mismo que el resto de los seres humanos en algún momento descubrirá las sensaciones eróticas y hasta las disfrutará, pero habrá quienes prefieran practicar la abstinencia sexual pues como consignan Masters et al: … la evitación de la actividad sexual por parte de algunos epilépticos puede representar una defensa contra la amenaza de una crisis, por el aumento de la excitabilidad neuromuscular (7); sobretodo si esas sensaciones de alguna forma se asemejan a las de una crisis convulsiva pues temen puedan resultar peligrosas y asustar a su pareja.

Para comprender de una manera más completa porque la sexualidad y el erotismo de la gente con  epilepsia se ven afectadas es necesario entender, que no se trata únicamente de una situación orgánica; intervienen muchos factores tanto fisiológicos, psicológicos como socioculturales.  De Souza et al, comentan que para el epiléptico: La epilepsia significa enfermedad y anormalidad lo cual refuerza el sentimiento de ser diferente y de depreciación (8).  Cuando alguien se siente así por supuesto que se deprime, el miedo le cubre pues siempre existirá la probabilidad de caer en la inconsciencia presa de convulsiones ¿qué efecto causará eso entre quienes le rodean, sobretodo si no le conocen o peor aun si es una probable pareja?

Lo anterior no debiera suceder si viviéramos en una sociedad igualitaria y equitativa donde el respeto a todos los seres humanos fuera una constante, sin embargo, tal parece que hay ciudadanos de primera, segunda y hasta tercera categoría.

Todavía existen grupos para los cuales el fin último de la sexualidad es la reproducción, algo que por cierto está muy fuera de la realidad pues la inmensa mayoría de las personas cuando tiene relaciones sexuales buscan:

  • placer o darlo;
  • demostrar amor,
  • compartir,
  • satisfacer su apetito sexual;
  • complacer a su pareja;
  • ganarse un billete, calificación o subir de puesto,
  • hay quienes no lo buscan pero les obligan y hay quienes
  • sólo desean cumplir pero,
  • casi nadie intenta reproducirse.

Sugerencias

&&6&& sculpture-430648

  • Aceptar que se tiene epilepsia pues significa dejar de negarlo y por tanto,
  • toma cartas en el asunto, es decir, ir al médico para seguir un tratamiento pues la epilepsia, lo mismo que otros padecimientos como la diabetes requiere de un control estricto,
  • vale la pena que la gente más cercana o en aquellos en quienes más confía sepan cuáles son la principales características de la enfermedad y qué hacer durante una crisis de modo que puedan intervenir si se requiere,
  • socializar teniendo cuidado de evitar exponerse a estímulos que puedan causar una crisis, por ejemplo, luces estroboscópicas de esas que se usan en las discotecas,
  • si se tiene pareja confiarle que padece epilepsia, que está bajo tratamiento médico y en el supuesto de que tuviera una crisis señalarle cuales son las medidas que debe adoptar,
  • las personas con epilepsia también pueden o se pueden embarazar o adquirir infecciones de transmisión sexual motivo por el cual, es muy conveniente el uso de condón o preservativo, ya sea masculino o femenino,
  • en el terreno de las caricias lo ideal es brindarlas en todo el cuerpo de la pareja, recordando que entre más lento, mejor,
  • evitar el consumo de bebidas energizantes, alcohol y las drogas ilegales.

Dado que algunos medicamentos pueden interferir o alterar la respuesta sexual es conveniente charlar con su médico al respecto pues en caso de ser así, es recomendable ajustar la dosis o incluso cambiar la prescripción. Algunos medicamentos no alteran, específicamente, la respuesta sexual pero sus efectos secundarios como la somnolencia, las náuseas o el vómito hacen que el paciente no tenga deseos de hacer el amor.

Los primeros fármacos usados para controlar esta enfermedad debían tomarse en grandes cantidades y ocasionaban un sin fin de molestias a los pacientes, es decir, sus efectos colaterales eran indeseables; con el paso del tiempo se cuenta con mejores estrategias y es por ello que se prefiere aquel que brinda los mejores resultados con el menor número de efectos indeseables y que de preferencia se tome una sola vez al día. Sin embargo, es necesario enfatizar que el paciente debe seguir, al pie de la letra las instrucciones que le brinde su médico.

La epilepsia ha dejado de ser la enfermedad que ocasionaba grandes sufrimientos tanto a pacientes como a familiares; los pacientes ya no deben sentirse marginados pues cada día se cuenta con mayores recursos para tratarla. Sin embargo, no basta con que se diagnostique y se establezca un tratamiento, resulta de fundamental importancia que el paciente y sus seres queridos, sigan estudiando para comprenderla más. Algo que ha funcionado en diversos países es el establecimiento de grupos de personas epilépticas, ahí se pueden compartir experiencias, aclarar dudas y hasta brindar espacios no sólo donde se conozcan a otras personas si no donde puedan realizar actividades que les permitan vivir de forma más agradable.

El amor no está reñido con la epilepsia, por el contrario dar y recibir afecto, incluido el relacionado con el erotismo se constituye como una de las mejores estrategias para disfrutar la vida.

Bibliografía.

  1. Tratados hipocráticos. Biblioteca Básica GREDOS. Madrid, 2000:59-66
  2. Delfín, Lara, Francisco. Sex populi. Editorial Alfil. México, 2009:202
  3. Sousa y Machorro Mario. Epilpesia y sexualidad femenina material. Revista Mexicana de Neurociencias. 2007; 8(4):375
  4. Luef Gerhard J. Epilepsy and Sexuality. British Epilepsy Association, 2007. ELSEVIER:129
  5. Nag, D. Gender and epilepsy: A Clinician’s Experience. Neurology India. 2000. Volume 48. Issue 2:99-104
  6. Bancroft John. Human Sexuality and its problems. Churchill Livingstone. Singapore, 1983:330-332. 
  7. Kolodny Robert C; Masters William H. y Johnson Virginia E. Tratado de Medicina Sexual. Edición Revolucionaria. Cuba, 1985:194.
  8. De Sousa, E.A.P., Keiralla,D.M.B., Silveira, D.C. & Guerreriro, C.A.M. Sexual Disfunction in Epilepsy. Identifying the Psychological Variables. Arquivos de Neuro-Psiquiatria. Vol. 58. No. 2. Sâo Paolo. June 2000

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

No basta con rezar

Así se titulaba la canción de Los Guaraguao grupo de música suramericana que allá por los sesentas escuché en un antiguo café, ahora inexistente que se llamaba El coyote flaco y se localizaba en Francisco Sosa, es decir, en Coyoacán. La letra de la canción resulta interesante porque dice cosas como:

Y rezan de buena fe

y rezan de corazón 

pero también reza el piloto

cuando monta en el avión

para ir a bombardear

a los niños del Vietnam

No, no, no basta rezar

hacen falta muchas cosas

para conseguir la Paz.

&& 1 && error-63628

Esto vino a mi mente porque según Pedro Domínguez del periódico Milenio: Cada 15 días la parroquia de San Judas Tadeo en León, Gto. imparte talleres encabezados por psicólogos asesores pastorales para revertir el homosexualismo mediante oración y procesos espirituales. (Domínguez, 2010). Sería interesante conocer a fondo en qué consisten esos talleres, esto es, cuáles son las estrategias usadas para lograr sus objetivos. De entrada queda claro que siguen considerando a la homosexualidad como algo malo, pecaminoso o aberrante y que por tanto debe cambiarse. Juan Martínez Cardoso, asesor eclesiástico del movimiento Courage latino dice: La homosexualidad es una confusión con la propia identidad sexual. Desde aquí comienzan los malentendidos porque las personas homosexuales no tienen conflictos de identidad, ellos se sienten hombres y ellas se sienten mujeres, solamente sienten atracción por personas de su mismo sexo. La Organización Mundial de la Salud y la Organización Panamericana de la Salud, definieron en el 2000 la homosexualidad de la siguiente forma: Organización específica del erotismo y/o el vínculo emocional en un individuo en relación al género de la pareja involucrada en la actividad sexual; a mi me parece que más que al género se refiere al sexo de la pareja. Más de 20 años antes (1973) la Asociación Psiquiátrica Americana había retirado a la Homosexualidad, como una enfermedad, en su Manual para la Clasificación de las Enfermedades Mentales. Sin embargo, no todo mundo lo ha aceptado e incluso pareciera que hablan idiomas diferentes, por ejemplo, Caro Osorio Lic. en Espiritualidad por la Universidad Gregoriana de Roma y Doctorado en Mariología por la Universidad Marianum de Roma sentencia: … se debe aceptar que la homosexualidad no es una preferencia (soy hombre, pero prefiero ser mujer), sino una enfermedad. (Caro, 2004). Debido a esa postura se sienten con la autoridad para curar la supuesta enfermedad.

&& 2 && devil-806648

El tema de la canción de Los Guaraguao invita a la reflexión pues en la actualidad en varias ciudades de nuestro país, algunos dirigentes eclesiásticos se dirigen a un ser superior para que les guíe y apoye en los proyectos que emprenden para cambiarles la orientación sexual a quienes no son heterosexuales. Sus principales clientes los hallan en los feligreses que tienen descendientes con esas características; luego de escuchar discursos en los que se ilustra lo que sufrirán en el infierno y además culparles porque de seguro su familia no fue la indicada, esos progenitores llevarán a sus hijas o hijos a donde sea con tal de que les curen.

Entre estas personas la fe es una característica tanto fundamental como imprescindible, que exige no cuestionar, sólo obedecer lo que le digan sus dirigentes; por ello están convencidos de que su deidad jamás les abandonará pero, en el supuesto de que las cosas no salgan como ellos quisieran les recetarán la consabida: dios en su inmensa sabiduría es el único que conoce porque te deparó este camino, acto seguido se resignan.

El conjunto venezolano planteaba un conflicto surgido entre dos grupos con intereses diferentes (la guerra en Vietnam) en el que ambos, con mucha fe, imploraban protección,  el desenlace todos lo conocemos.

El poder de la oración ha sido mencionado en diversos foros con gran frecuencia, y sin duda puede ayudar a muchas personas cuando tienen algún problema. Orar permite que la gente plantee de diferentes maneras lo que le acontece y quiérase o no es algo así como, analizar la situación para en un determinado momento hallar probables estrategias, que le permitan implementar acciones las cuales pueden, a veces, allanar el camino. Desde mi muy particular punto de vista rezar es repetir algo preestablecido, se dice que hay rezos muy buenos para conseguir determinadas cosas o que deben realizarse en situaciones concretas y específicas, en cambio orar es realizar peticiones personales; es improvisar un diálogo con la deidad pero en eso reside a mi juicio, la ventaja pues al exteriorizar lo que le preocupa a uno, lo describe y lo percibe desde diferentes perspectivas.

Las estrategias para cambiar la orientación sexual de las personas han variado en el tiempo, desde luego hubo épocas en las que no se intentaba modificarla sino simple y sencillamente se les encarcelaba, a veces se les condenaba a muerte y todos nos hemos enterado de actos donde se violenta y maltrata a personas homosexuales por el hecho de serlo.

&& 3 && screw-clamp-790474

Pero regresemos al tema, algunas estrategias consistían en administrar Terapia aversiva (Smith et al, 2004), por medio de descargas eléctricas o administrando (Apomorfina) drogas que causaban vómito ante la presentación de fotografías de parejas homosexuales. Resulta paradójico, curioso, irónico o como quieran llamarlo pero, el gobernador de Jalisco confesó que le daban asquito (ignoro si le dieron Apomorfina), los matrimonios entre homosexuales. Los resultados de la terapia antes mencionada, al parecer no fueron los esperados y poco a poco dejó de practicarse. Ahora se ha puesto de moda el tratamiento a base, al menos, de ejercicios espirituales; en el supuesto de no conseguir el cambio de la orientación se sugiere que las personas homosexuales practiquen la Abstinencia, la cual no es fácil de cumplir; sacerdotes y monjas que la han infringido constituyen un ejemplo palpable.

NOTA: aquellos que aun no han sido descubiertos pueden permanecer en silencio.

Otro propuesta es la de Richard Cohen quien en el 2002 fue expulsado de la American Counseling Association por seis faltas a su Código de Ética, sin embargo, eso no importó y lo trajeron a Tlaquepaque, Jal. al evento Camino a la obscuridad, que se celebró del 12 al 14 de noviembre de este agonizante 2010 (Pérez-Stadelmann, 2010). Cohen dio su testimonio y comentó que en su infancia había sido acosado pero que con un método que diseñó se puede curar la homosexualidad; imagino que debe haber vendido muchos de sus libros pues no creo que los asistentes se atrevan a fotocopiarlo porque, de que es pecado es pecado pero, eso es otro cantar. Como dato complementario se afirma que el gobierno del estado, indirectamente, colaboró con dinero para patrocinar el evento, lo cual, en teoría no debiera de ocurrir.

Amparados en el: Es por tu propio bien se inventan estrategias para cambiar la orientación homosexual, los efectos colaterales… poco importan.

¿Qué hacen nuestras autoridades sanitarias? ¿se manifestarán o harán como que no se oye? ¿será necesario que alguien haga una denuncia en forma? ¿sucederá lo mismo que con los anuncios televisivos donde se promete que bajarás de peso, se te borrarán las estrías o sanarán cualquier hígado después de unas cuantas semanas y estamos tan seguros de la efectividad de nuestro producto que si no te funcionara te regresamos tu dinero. Durante un corto tiempo como que desaparecieron del espectro televisivo pero ahora de nueva cuenta circulan, igual que la venta de amuletos y cosas por el estilo.

Wikileaks ha causado furor y ha puesto a temblar, al menos del coraje, a políticos de alto nivel sobretodo en EUA quienes, ahora se victimizan porque evidenciaron algunas de sus triquiñuelas; pero me temo que al rato ya nadie hablará al respecto.

¿Es justo intentar curar a quien no está enfermo? Todo eso suena a una estrategia para seguir manejando a la gente; tus hijos son así porque tu hogar no era como te hemos indicado; quizá estés pagando con ello algún pecado cometido no sólo por ti o tu pareja sino por alguno de tus parientes; sigue nuestras indicaciones para que se cure, de lo contrario no te preocupes te ayudaremos a que soportes esa cruz que el señor, sabe que podrás soportar.

&& 4 && statue-20114_1280

De los actos de homosexualidad cometidos en el seno de la iglesia católica no se habla, a menos que lo autoricen las autoridades y eso con gran reserva. si violaron criaturas habrá que perdonarles pues no sabían lo que hacían y lo mandaremos a reparación en centros especializados. Si el tratamiento no funciona lo seguiremos mandando a otras parroquias donde esperamos que ya no lo hagan.

Cualquier persona, grupo o credo religioso pueden estar en desacuerdo con las prácticas homosexuales pero si afirman que esa orientación es una enfermedad eso se llama MENTIRA y de acuerdo a los diez mandamientos eso constituye un pecado.

La verdad es que no espero una modificación de sus actos, me gustaría que la gente analizara todos los ingredientes para que decidiera quién tiene razón: la iglesia que insiste en curar la homosexualidad o las instancias de salud quienes afirman que no es una enfermedad y por tanto no se debe intentar ningún tratamiento.

A la espera de su respuesta.

Bibliografía

  • Caro Ernesto María. La homosexualidad, ¿enfermedad o preferencia? http://es.catholic.net/jovenes/307/948/articulo.php?id=15654
  • Domínguez Pedro. Parroquia ofrece talleres para revertir el homosexualismo. Periódico Milenio. Noviebre 18 del 2010.
  • Glenn Smith, Annie Bartlett, Michael King. Treatments of homosexuality in Britain since the 1950s-an oral history: the experience of patients. BMJ, doi:10.1136/bmj.37984.442419.EE (published 29 January 2004)
  • Pérez-Stadelmann Cristina. Gobierno de Jalisco paga “terapia para curar gays”. El Universal, noviembre 23 del 2010.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

Erotismo en personas con Artritis reumatoide

La artritis reumatoide es una enfermedad sistémica que afecta a más del 1% de la población; suele aparecer después de los 20 años pero se han visto casos en menores de edad; llama la atención que tres de cada cuatro personas que la padecen son de sexo femenino.

Se trata de un padecimiento autoinmune, es decir, el sistema de células con el que contamos para que nos defienda de los ataques del exterior se confunde y dirige sus células contra el propio organismo, más específicamente contra las articulaciones entre las que destacan: las de las manos, codos, caderas y rodillas de ambos lados del cuerpo. Sin embargo, el daño puede hacerse extensivo a: piel, corazón, pulmones, riñones y vasos sanguíneos; se trata por tanto de un padecimiento incapacitante, a tal grado que disminuye la esperanza de vida hasta en 10 años. La gravedad se incrementa si la persona fuma.

Los dolores, hasta antes del tratamiento suelen ser constantes y crónicos, además llegar al diagnóstico resulta problemático dado lo poco específicos de los signos y síntomas, algunos autores manifiestan que pueden pasar años antes de identificar esta enfermedad.

La afección a las articulaciones hace que las tareas más elementales se compliquen, motivo por el cual el paciente debe realizar esfuerzos considerables y a causa de ello la fatiga se convierte en una constante. El paso del tiempo y los tratamientos inadecuados colaboran para la aparición de deformidades en las articulaciones; la imagen corporal se altera con la consecuente baja autoestima, situación que resulta más dramática en el caso de las féminas. Aunado a lo anterior surgen los problemas emocionales que trascienden el plano personal para afectar al resto de la familia pero, sobretodo, a la relación de pareja.

Por lo antes mencionado se entiende que estas personas padezcan depresión la cual se agudiza en situaciones como las que vivimos (sería más exacto decir: sufrimos o padecemos) en la actualidad. Sólo por un instante piense, cómo se siente ese individuo que aparte de toda padecer toda la sintomatología antes descrita, enfrenta la alta probabilidad de recibir una incapacidad definitiva. Es el acabose y se vuelve un problema muy serio porque el dinero que reciben es tan escaso que un profesor de primaria, al recibir su cheque decía: Ya tengo mi regla porque me llega cada mes y me dura cinco días. Aunque resulta tragicómico el ejemplo puede ser menos terrible que el del individuo que le hizo caso a Fox y puso su changarro porque esa persona no recibirá ayuda ninguna.

Ya en el ámbito del erotismo está claro que estas personas se sienten menos atractivas, no sólo por las deformaciones articulares que tengan si no porque se vuelven más torpes dadas las alteraciones a su movilidad, por otro lado también la sensibilidad está menoscabada; con frecuencia la lubricación vaginal disminuye lo que produce dispareunia, es decir, dolor al coito y por tanto se evitan las relaciones sexuales; la pareja masculina a veces lo comprenderá pero en otras (aunque UD no lo crea) se disgustará. En los varones es factible que aparezca la disfunción eréctil, la cual se agravará si el individuo fuma (Leong Amye, 2009).

Diversas investigaciones entre las que destaca la de Blake y Maisiak efectuada a finales de los ochentas del siglo pasado, señalan que conforme pasa el tiempo la sensación de satisfacción disminuye, más aun si no se recibe tratamiento o si es inadecuado. (Blake y Maisiak, 1987)

En una investigación realizada con 830 pacientes con Artritis Reumatoide; de ellos el 74% era de sexo femenino; la edad promedio de 58 años y con más de 13 años de padecer la enfermedad. Los autores (Helland, Dagfinrud and Kvien, 2008) graficaron como afectaba a la sexualidad la AR.

 

grafica

31% de las personas entrevistadas afirmaron que no tenían contratiempos en su vida sexual,

38% señaló que su sexualidad estaba un poco afectada,

21% dijo que su erotismo presentaba afecciones considerables,

Para 3% las relaciones sexuales se tornaron muy difíciles y

7% vivían en la abstinencia pues les resultaba imposible hacer el amor.

Los factores más importantes para que expresaran lo anterior fueron:

  • Fatiga,
  • estrés,
  • limitaciones funcionales,
  • bajos niveles de eficacia y
  • ser hombre.
&& 2 && IMG_0015
Con mi amigo, Mérlindon Crostwaitth L. extraordinario guitarrista, pese a padecer artritis reumatoide y varias operaciones a causa de ello.

Aquí como en otras circunstancias queda de manifiesto que los varones somos más inseguros de lo que quisiéramos.

La mayoría de las investigaciones efectuadas en diversos países sugieren que conforme avanza el padecimiento y de acuerdo a su gravedad, el erotismo resulta afectado, por ello es necesario diagnosticar a tiempo, proporcionar el tratamiento más adecuado y abordar el tema del erotismo, no sólo con el paciente si no también con su pareja.

A principios de mayo del 2010 en Nature Genetics se publicó un artículo de Ely Ayumi Stahl del Hospital para Mujeres Brigham en Boston, Mass. (Tann Ee Lyn, 2010) donde señala que identificaron siete nuevos genes relacionados con la AR, el estudio lo realizó con poblaciones europeas. Sumados a estos, hasta la fecha se han identificado 31 genes relacionados con este padecimiento. Esto significa que la herencia juega un papel por demás importante en esta enfermedad.

La lubricación vaginal disminuye de forma importante, motivo por el cual en el caso de tener relaciones sexuales se produce dolor y por tanto se evitarán los acercamientos íntimos; en los varones la erección se ve disminuida pero si estos pacientes reciben el tratamiento adecuado y se les asesora en torno su erotismo es muy probable que puedan disfrutar sus encuentros sexuales.

Debemos tener presente que los seres humanos conservamos el erotismo a lo largo de nuestra vida, por supuesto es conveniente que el profesional de la salud hable con ambos miembros de la pareja y les recomiende cosas como:

  • sincronizar fármaco y relaciones sexuales, esto es aprovechar el lapso cuando el medicamento tiene su mayor efecto,
  • comunicar cualquier molestia,
  • realizar ejercicios de flexibilidad,
  • tomar un baño tibio antes del encuentro sexual,
  • proporcionar y recibir masajes,
  • prodigar caricias,
  • en caso necesario usar lubricantes (solubles en agua),
  • usar las posiciones que menos les afecten como la que hoy se propone,
  • usar cojines (es preferible decir almohadas por aquello de las malas interpretaciones),
  • tener las relaciones cuando hay menos dolor.

En esta ocasión revisaremos una de las posiciones coitales recomendadas para aquellas mujeres que tienen afectadas las caderas pero, es menester señalar que resulta conveniente evitar las prisas; brindar el mayor número de caricias posible; un tiempo adecuado es al menos media hora para cada miembro de la pareja.

posicion

 

En esta posición, donde se penetra la vagina desde la parte posterior, la mujer casi no realiza esfuerzos y permite un contacto muy estrecho.

En el siguiente escrito, si es que UDS lo juzgan prudente describiremos otras investigaciones y más posiciones.

Bibliografía:

  • Blake DJ, Maisiak R et al. Sexual quality of life patients with arthritis compared with to arthritis free control. J Rehumatology. 1987;14:570-6.
  • Helland Y, Dagfinrud H and Kvien K. Perceived influence of health status on sexual activity in RA patients: associations with demographic and disease‐related variables. Scandinavian Journal of Rhumatology. Vol. 37. No. 3. 2008:194-199
  • Leong Amye. How to talk about sexuality with rheumatic disease patients. 10th Annual European Congress of Rheumatology. 10-13 June 2009. Bella Center, Copenhagen.
  • Tann Ee Lyn. New mutant genes linked to rheumatoid arthritis. REUTERS Health. Sunday. May 9, 2010

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.