Archivo de la etiqueta: identidad

Viaje hacia la nada o la ausencia de diversidad

Conferencia impartida en el Congreso Internacional XIV de CONAPE en Boca del Río, Veracruz el 23 de abril del 2016

Quiero aprovechar este espacio para anunciar que dentro de un mes se realizará un encuentro por demás interesante denominado Congreso de las buenas costumbres sexuales. La conferencia magistral, Las buenas costumbres sexuales, correrá a cargo del extraordinario filósofo y sexólogo Prudencio Santamaría Santoyo. La mesa redonda, Las buenas costumbres sexuales, tiene asegurada la participación de Santamaría Santoyo; Prudencio impartirá el taller de ocho horas: Las buenas costumbres sexuales. Sin costo alguno podrán asistir al estreno del documental Las buenas costumbres sexuales, filmado, dirigido y narrado por Santamaría Santoyo. A quienes se inscriban el día de hoy se les obsequiara el libro Las buenas costumbres sexuales, cuyo autor, como podrán adivinar es:  Prudencio Santamaría Santoyo. Les esperamos.

2 juli766

Durante siglos miles de millones de personas han asegurado, que una deidad creó a todos los seres que han poblado este planeta, y por supuesto, al ser humano o al hombre como prefieren nombrar; no solo eso pues aseguran que lo creó a su imagen o semejanza con el fin de, que se enseñoreara y gobernara este planeta. De acuerdo con esa creencia los habitantes deberían ser iguales, cosa que no ocurre, pero explicaciones no les faltan: “Dios en su inmensa sabiduría” o “Los caminos del señor son infinitos” y otras por el estilo.

Todo con tal de no aceptar la Teoría de la evolución, la cual explica un origen común aunque diversificado para las diferentes especies que hasta la fecha han existido.

Se calcula la edad del Universo en más de 14,000 millones de años (MdA); la de la Tierra en 4,570 MdA y la de la vida en 4,000 MdA, sin embargo, es necesario aclarar que en aquellos tiempos la reproducción debe haber sido similar a la de una fotocopiadora, es decir, todos los individuos eran iguales, salvo cuando ocurría una mutación, pero en general los descendientes eran copias fieles de la célula de la cual provenían.

3 J3072x2304-33910

El sexo surgió unos 1,000 MA de años después de la aparición de la vida y como bien se sabe se requiere, que dos individuos mezclen su material genético para tener descendientes, que aunque parecidos difieren de aquellos de sus antecesores, está claro que a partir de ahí la diversidad comenzó a manifestarse. Y aunque Darwin demostró, que todos los seres vivos tenemos un origen común, sin que ello impida las diferencias sino que más bien haya que explicarlas, todavía muchos anhelan e insisten en que somos una especie única y pura; imagino su pesadumbre y sufrimiento hace unas cuantas semanas, pues en una investigación donde se revisaron 1,523 genomas de personas de todo el mundo se halló que tuvimos cruces con Nenadertales al menos en tres ocasiones y también con Denisovanos (Sampedro, 2016); como es fácil inferir, ello significa que nuestro genoma es más variado de lo que parece.

Les comento que hace unos días tuve un sueño en el que se me aparecía  un personaje parecido a un duende o Chaneque como se dice por estos lares, el cual se burlaba porque yo no podía pronunciar unas letras proyectadas sobre una gran pantalla, al principio cuando solo eran tres o cuatro no tenía dificultad alguna, pero de súbito y a gran velocidad crecían en número, tanto que resultaban más difíciles de pronunciar que un apellido polaco; de repente me di cuenta que el personaje era el Mr. Mxyzptlk, aquel que hacía sufrir lo indecible a Superman y del cual solo podía librarse si lograba que tal individuo dijera su propio nombre al revés. Ya despierto me di cuenta que quizás el sueño, con una estructura inversa se relacionaba con las siglas del colectivo LGBT, porque; si Mr. Mxyzptkl al pronunciar su nombre al revés desaparecía, las iniciales del colectivo, por el contrario permitían visibilizar a personas no aceptadas, rechazadas y violentadas por una sociedad pudibunda.

Cabe señalar que, lo que en un principio fue lógico y entendible ha evolucionado a tal grado que ha crecido de forma desmesurada hasta hacerse impronunciable y difícil de memorizar, lo cual podría ofender a los olvidados, aunque a veces me pregunto ¿habrán sido todos convocados y habrán aceptado su inclusión o se agregaron como parte de una estrategia del activismo?

Vale la pena mencionar que de inicio el colectivo de la Diversidad sexual hacía referencia solo a las orientaciones sexuales diferentes a la Heterosexualidad, no obstante, de a poco se han ido anexando otros colectivos que forman parte de lo que en algún tiempo se denominó Minorías sexuales, aunque eso de minoría resulta bastante inexacto, pues lo más seguro es que día a día surjan más individuos que formarán grupos y exigirán, lógicamente, el respeto a sus derechos, es decir, a la expresión y disfrute de su actividad sexual para dejar de ser señalados, etiquetados, estigmatizados y sobretodo agredidos. Para complejizar aun más la situación es menester considerar, que no se trata de algo estático, emergerán nuevas Diversidades, pero las ya existentes se fragmentarán y por ende surgirán otras que aunque semejantes tendrán sus peculiaridades o mejor dicho particularidades.

Se necesita ser valiente, intrépido o vaya UD a saber qué para atreverse a pronunciar:

LGBTTITQAPO

Lo aquí descrito ocasiona muchos problemas a las personas conservadoras cuyos anquilosados pensamientos pretenden encasillar todo, por lo tanto no resisten y mucho menos permiten ningún tipo de modificación, a sus dictados por leve que sea.

Me gustaría saber si alguna de las aquí presentes querría tomar un curso sobre “Como ser una buena ama de casa”, porque si no sabe usar bien el trapeador corre el peligro de no ser del agrado de ese filósofo mexicano Julión Álvarez. 

Retomado el tema, resulta muy pertinente la observación de Careaga: “La diversidad sexual puede considerarse que abarca tres dimensiones para su análisis y definición: la orientación sexual, de acuerdo con la orientación erótico-afectiva del objeto amoroso; la identidad sexual, de acuerdo con la definición sexual que adopta la persona; y la expresión sexual, de acuerdo con las preferencias y comportamientos sexuales que adopta la persona. Estas dimensiones, sin embargo, no son lineales, se superponen e interactúan de manera cambiante a través del tiempo en las diferentes etapas de la vida (Careaga, 2004). Esto viene a colación porque no solo las personas pertenecientes a las siglas LGTBI pugnan por ser tratadas dignamente, existen otras que con independencia de su orientación o identidad sexual realizan prácticas eróticas no solo no avaladas  por los grupos conservadores sino que condenadas e incluso sancionadas. Piense solo por un momento en una pareja Sado-masoquista heterosexual, que pese a esta última característica es juzgada y condenada porque no coloca a la reproducción como el objetivo principal de sus encuentros eróticos. Igual suerte correrán las parejas heterosexuales que prefieren inventar todo tipo de estrategias para conseguir el placer antes que buscar el embarazo.

4 extraterrestrial-1204971_1920

Cuenta la leyenda que Ulises junto con parte de sus marineros fueron capturados por el Cíclope Polifemo, hijo de Poseidón o de Posidón como William Hansen (2011) prefiere llamarlo. El gigante cerró la puerta de su cueva con una gran roca para devorar a los marineros de dos en dos y así lo hizo con unos cuantos, pero a final de cuentas el ingenioso Ulises lo cegó y pudieron escapar cubriéndose con la piel de las ovejas de Polifemo; UDS con razón se preguntarán y este relato ¿a qué viene? Pues porque pareciera que los cíclopes aun habitan este planeta, son esos individuos para los cuales únicamente, su punto de vista es el bueno, el correcto, el que debe seguirse al pie de la letra, so pena de sancionar a quienes incumplan sus mandatos. No digo que haya que exterminarlos, pero si de enfrentarlos y evidenciarlos sin descanso y con inteligencia para que no sigan causando más daños. Al respecto un par de investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de México comentan: “Hablar de tolerancia es difícil para quienes han sufrido la intolerancia, pero es necesario ser tolerantes y no con los que se equivocan poco, sino con los que se equivocan mucho e irremediablemente, para que esa tolerancia sirva de ejemplo a otros” (Fonseca y Quintero, 2009). Puede parecer muy espiritual su recomendación y enardecer o contrariar a quiene optan por soluciones más vehementes e incluso belicosas, pero visto con detenimiento, la acciones violentas darían excusa y pie para que las autoridades ejercieran la represión aun con mayor energía e incluso, para de una u otra forma manipular a la población para hacer algo parecido; de modo que es menester mantener el dedo en el renglón e igualmente analizar cuánto se ha conseguido en este movimiento para realizar los ajustes necesarios.

Antes de seguir avanzando conviene analizar algunas definiciones sobre el tema en cuestión para formarnos una mejor idea al respecto.

DSCN9090

Hernández afirma: … los estudios sobre diversidad sexual reconocen tanto la esencialización de ciertas identidades, como la inestabilidad y el carácter no fijo de otras identidades y prácticas sexuales. Esto es indispensable para analizar la situación real de vida de las personas que asumen una identidad sexual estable de por vida, so pretexto de un compromiso afectivo o político, así como de las personas que hacen de su existencia sexual un campo diverso de experiencias sexuales y afectivas contradictorias e indefinidas (Hernández, 2005). El autor hace una apología de la aceptación del otro, no pretende mostrar algo estático, por el contrario, evidencia que se trata de un fenómeno dinámico, es decir, que siempre está en movimiento aunque de vez en cuando el movimiento sea cero.

Diversidad sexual según Velasco: “… conjunto de formas corporales, de identidades sexuales, de emociones y sentimientos, de orientaciones del deseo erótico y de las formas de expresión de éste. Así, la diversidad sexual comprende todos los cuerpos, todas las orientaciones del deseo sexual y todas las prácticas sexuales en combinaciones diversas (Velasco, 2009). Me agrada esta definición pues no se conforma con hablar solo de las Orientaciones o Preferencias sexuales, sino que incluye las prácticas sexuales, que por supuesto han variado a lo largo del tiempo, del espacio y de individuo a individuo; yo agregaría que actuar de esa forma y atreverse a realizar lo impensado o lo prohibido ha enriquecido  nuestra vida, aunque infinidad de personas se conforman con ejercer su erotismo al son de: Sale pan con lo mismo. Sin embargo, debo añadir que si así lo han elegido, es decir, si obran de común acuerdo, sin imposiciones y porque eso es lo que se les antoja, les deseo lo mejor, esto lo comento porque estoy de acuerdo con lo expresado

por Oscar Wilde (1854-1900): “El egoísmo no consiste en vivir como nos parece, sino en exigir que los demás vivan como a nosotros nos parece”. Estas palabras me parecen no solo exactas  sino también, y por desgracia vigentes; se antoja en primera instancia señalar a la religión como la primera instigadora en ese sentido y hay sobrada razón, pero después de indignarse es necesario reconocer la efectividad de su labor milenaria, porque millones de personas ya no lo ven como un mandato emanado de su credo, más bien lo consideran como algo innato, natural, digno de ser puesto en práctica para que todos vivan y se comporten de la forma en que unos cuantos indican, lo cual no necesariamente implica que ellos actúen en consecuencia.

6 thumb_DSCN1270_1024

Uno de los más brillantes sexólogos mexicanos, Óscar Chávez Lanz asevera: “Los paradigmas estoicos son las larvas de discriminación y sometimiento que infectan la sociedad actual. La aceptación respetuosa de la diversidad cultural, y en particular de la diversidad sexual requiere de otros paradigmas, este cambio cultural es una tarea prioritaria en la construcción de un mundo en le que quepamos todas, todos y… todes” (Chávez, 2008). Resulta muy atractivo lo planteado por Óscar porque nos invita a pensar, esto es a usar los más de cien mil millones de neuronas que tenemos en el cerebro, no importa si las ideas no concuerdan, los diálogos pueden ser muy provechosos si se escucha con atención y respeto, si sopesan y analizan las propuestas en vez de obedecer servilmente.

Comparto con UDS mi definición sobre Diversidad sexual: “Todos aquellos comportamientos (imaginarios o reales) que han sido rechazados por no tener como fin último la reproducción, independientemente de la Preferencia sexual o identidad sexo-genérica de las personas que las realicen. Serán tan plurales o complejos como lo permita la imaginación, pero requieren del acuerdo entre las partes y sobretodo del respeto para ir en busca del placer”. Alguien puede pensar que resulta exagerado contemplar el plano de la fantasía, pero en el consultorio abundan las personas que se sienten muy mal porque, su mente se llena de pensamientos intrusivos, que pese a ser deliciosos y pudieran servir para disfrutar más de su erotismo, se tornan amenazantes pues van en contra de lo que desde su más tierna infancia les han impuesto.

Quienes piensen que todos los homosexuales son iguales se equivocan De cabo a rabo, dicho con el debido respeto, pero esa ha sido una estrategia muy usada y se les describe como: cobardes, delicados, afeminados, histéricos, limpios, pasionales, promiscuos, con muy buen gusto y muchos rasgos más que constituyen una imagen estereotipada. No obstante, cuando nos enfrentamos a la realidad nos percatamos que los estilos o tipologías son y han sido muy variadas, lo cual se relaciona con la época y el lugar de residencia; es entendible que el gay de la ciudad sea diferente del que vive en rancherías, pero incluso en las grandes urbes las desigualdades se manifiestan de acuerdo a la zona o municipio en que residas, mucho de verdad tiene aquello de “Dime tu código postal y te diré como bailas”. Desde un punto de vista teórico quienes viven en las grandes urbes tienen más libertad para expresarse, gracias a que de muchas maneras han salido a exigir el respeto a sus derechos, sin embargo, la homofobia, se manifiesta con gran frecuencia y de muchas formas.

Con gran frecuencia las personas estigmatizadas adoptan y se apropian de los epítetos en su contra para reírse de ellos mismo y de esa forma desarmar al agresor, por ejemplo, respecto a Salvador Novo, Alejandro Brito opina: “Como todo profesional del afeminamiento, acentúa la pose afectada con el objeto de potenciar su efecto desestabilizador, de provocar un mayor desconcierto en sus enemigos (Brito, 2010). Desde luego habrá quienes digan “Es un descarado, un sinvergüenza”, todo eso por atreverse, a veces de forma exagerada, a mostrarse como es, pero no olvidemos que las herramientas del censor, sin duda alguna antecesor del Big Brother, son mucho más que la vista; la escucha, ya sea directa o por medio de rumores les permite nutrir sus archivos para más adelante censurar lo que supone acontece en una intimidad, que no es tal pues puede ser vulnerada y violada en nombre de las buenas costumbres.

7 DSCN0288

Desde luego cada quien cree tener la razón y por eso algunos alardean: “Si los heterosexuales <machean>, los gays bien pueden jotear” (Monsiváis, 2010). Lo anterior puede parecer una completa aberración y una agresión a la sociedad porque los sacerdotes de la Heteronormatividad creen a pie juntillas, que el comportamiento está genéticamente determinado tanto para hombres como para mujeres, pero que por trastornos en el desarrollo o por influencias de algunos degenerados, la gente menuda puede torcer el camino e incrementar las cifras de los pervertidos. No advierten o si lo hacen, lo disimulan, que las mujeres caminan por la calles descaradamente sintiéndose mujeres, habrá quienes quieran ser más atractivas, más sensuales, más sexys, más llamativas, pero se sienten mujeres. En cambio los hombres fingen a cada instante porque eso que se denomina Masculinidad se sustenta en columnas de inseguridad; el que quiere ser considerado Un verdadero hombre: se para como hombre, camina como hombre, mira como hombre, baila como hombre y habla como hombre con la intención de que quien lo vea le devuelva con la mirada un diagnóstico positivo: Es hombre o al menos eso parece; teme vayan a decir que parece maricón o peor aun… mujer. Tanto actuar, tanto fingir, tensa y agota por eso cae como anillo al dedo aquel verso del poeta chileno Ricardo Eliécer Neftalí Reyes Basoalto, mejor conocido como Pablo Neruda: “Y sucede que me canso de ser hombre”. Lo ideal sería actuar sin cartabones o guiones preestablecidos, atreverse a fluir de forma natural y sin temor a la crítica precursora de la burla, el escarnio o la exclusión; satisfecho de actuar como guía el propio sentimiento para el momento o situación que sea.

Para que quede claro que hasta en lo heterosexuales más recalcitrantes existen variedades, ahí está la frase del célebre Cochiloco: “Yo soy bien macho, si mi Vieja me dice que me vaya a dormir, me voy, y no ando rogando como marica”. 

8 thumb_IMG_1147_1024

Chistes aparte, deseo insistir en que la Diversidad sexual no se restringe a las Orientaciones o Preferencias sexuales, pues implica ir más allá de la normatividad; parte de su propuesta requiere alejarse de las moralinas que matizan y adornan los discursos del conservadurismo e invita a sumergirse de lleno en el terreno de la Ética, motivo por el cual, de una u otra forma habremos de participar pues como bien apuntó

Graciela Hierro: “Dejar que otras personas decidan la propia vida es tratar de evitar la reflexión ética, pero no se logra: declinar es una decisión. La ética es un ejercicio inevitable. Es tiempo de que hagamos de la responsabilidad, la congruencia y la solidaridad una sana costumbre, somos animales gregarios que podremos vivir de manera más armónica si somos capaces de respetar, no solo a quien piensa como nosotros sino también a quien no coincide con nuestras creencias. Pero igual se hace indispensable apoyar y luchar contra las injusticias que hacen más ríspido el camino. Basta de escondernos y de voltear la vista ante las atrocidades, tengamos en cuenta los versos de John Donne:

“La muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad;

por consiguiente nunca preguntes ¿Por quién doblan las campanas?

Están doblando por ti.

En realidad nadie sabe, ni siquiera Alvin Toffler, que nos depara el futuro, por ello mismo conviene sentar los cimientos para hacerlo menos gravoso y aunque suene panfletario podemos comenzar, cada quien desde su propia trinchera.

Los rumbos del erotismo podrían ser incontables, pero su limitación obedece a la efectividad de la represión sexual ejercida desde hace milenios, bajo el argumento de que el único fin de la cópula era la reproducción, más como una burla del destino, la mayoría de las personas cuando van el encuentro sexo erótico, lo último que buscan es la reproducción, quizás uno de los mejores ejemplos sea aquel grafiti pintado durante la Guerra civil española que decía: Virgen María, tú que concebiste sin pecar, ayúdame a pecar si concebir. Bajo ninguna circunstancia afirmo que ya nadie ansía reproducirse, muchas personas sufren por no poder conseguirlo debido a problemáticas que antaño se le achacaban, exclusivamente, a las féminas y a que ahora sabemos son compartidas; la ciencia acude en ayuda de quienes presentan tales trastornos y les ofrece, oh maravilla, más que alternativas, opciones para lograr el embarazo.

9 thumb_DSCN1186_1024

Para reforzar lo antes planteado he aquí las palabras de uno de los sexólogos más brillantes de Hispanoamérica, Xabier Lizarraga Crucha: … hay que reconocer que, a diferencia de lo que ocurre en otras especies, nuestra sexualidad no está determinada ni regulada por la inevitabilidad de un instinto o por un calendarizado periodo de celo, sino mediada y dispuesta por el deseo y la cultura; por consiguiente la mayoría de los encuentros sexuales de <sapiens> son infecundos y la intención de generar progenie pocas veces está presente… o solo lo está tangencialmente (Lizarraga, 2012).

Y a modo de reforzador les invito a reflexionar sobre lo dicho por el extraordinario primatólogo nacido en los Países Bajos Franz de Waal añade: “Si su única función fuera la reproducción, seguramente el sexo no necesitaría ser tan grato. Lo miraríamos como los niños a las verduras: recomendables pero no apetecibles (de Waal, 2007). Imagino que algo así deben experimentar quienes tienen relaciones solo por cumplir, pero ojo porque resulta prácticamente imposible que un hombre pueda fingir que está excitado desde el punto de vista sexual, por el contrario las féminas han tenido que realizar eso innumerables ocasiones, a veces como estrategia para sobrevivir e insisten en que ese tipo de experiencias son denigrantes. Para variar el varón elaborará excusas, cual más de inverosímiles, todo con el fin de evitar que sus acciones puedan interpretarse como insinuaciones sexuales y se evidencie su teatrito.

Creo que todo mundo podría aprender mucho, para su provecho al menos, de las actividades realizadas en el vasto territorio de la Diversidad sexual, y se sorprenderían al enterarse que el acuerdo constituye una parte medular de ese tipo de ese tipo de encuentros, lo cual casi nunca acontece en las parejas heterosexuales.

10 thumb_IMG_1122_1024

Visto con detenimiento lo hasta ahora expuesto semeja una rebelión por parte de grupos marginados, integrantes de eso conocido como Otredad, que ha decido enfrentar tanto prohibiciones como agresiones y romper los silencios considerados como sempiternos, pero que no necesariamente lo son. “La diversidad sexual es la expresión de una resistencia activa que ha decidido tomar las calles, las tribunas, los espacios legislativos para exigir el reconocimiento de sus derechos: vivir su sexualidad libre de violencia; decidir con quien compartir su vida y prácticas sexuales; y manifestar públicamente sus afectos” (Sánchez, 2009). Actitud valiente que merece todo nuestro reconocimiento pues no resulta fácil aceptar que uno no es como esperaba la sociedad. Viene a mi mente el recuerdo de cuando un entrevistador chileno, avecindado en Miami le preguntó a Mauricio “¿Y UD cuándo se dio cuenta de que era homosexual?” Yo le había señalado que no quedaba claro cuál era el origen de ninguna de las orientaciones o preferencias sexuales, pero la respuesta de Mauricio fue contundente: “Yo no me di cuenta de que era homosexual, me di cuenta de que no era heterosexual”. Esto que puede parecer una anécdota más, a mi me parece muy relevante y enriquecedor porque un ser humano es, y se manifiesta de acuerdo a su esencia, pese a las presiones del exterior; por ello siempre he dicho que “La sociedad nos cría y nos crea”, sin embargo, hay personas capaces de resistir las presiones, las burlas o las agresiones, individduos que espantan de valientes y comparten su verdad, sin avergonzarse (que no hay razón) cuando hace falta y donde sea.

Igual viene a mi memoria la petición de un amigo para que hablara con su mamá pues desde que le confesó que era homosexual, la notaba rara. Cuando días más adelante platiqué con ella me dijo: “Paco yo sabía que algo le pasaba a mi hijo, porque es un hombre guapo, triunfador, solidario, buena personas y sin embargo, nunca le conocí una novia. Vivía con su mejor amigo y a todas partes iban juntos. Cuando hace unos días me dijo que era homosexual lo acepté de forma natural porque es mi hijo, pero me siento muy mal y triste, no por su preferencia, sino porque seguramente muchas veces debió haberse sentido mal y yo no estuve con él, eso si me duele muchísimo”.

Ese par de episodios me ha enseñado más que mucho de lo escrito en los libros, pero me animan a creer que podemos aminorar los malestares padecidos por tanta gente; parte de nuestra labor consiste en erradicar falacias para que la gente pueda pensar de manera más objetiva y por tanto, menos prejuiciosa. Si parte de lo que aprendamos en este encuentro lo ponemos en práctica y lo compartimos de forma fraterna, estaremos creciendo con seres humanos y Oj-Allah podamos contagiar a unos cuantos.

Felicito a la CONAPEP por el acierto de haber organizado este Congreso Internacional dedicado a la Diversidad sexual, y deseo que más allá del entusiasmo con el que suelen irse quienes asisten a este tipo de eventos, analicen y reflexiones qué pueden hacer para respetar a quienes habitan ese país denominado Otredad, pero sobretodo le invito a meditar sobre cómo borrar las fronteras para que todo mundo pueda vivir de manera más armónica.

Muchas gracias.

Bibliografía

  • Arnáiz Rodríguez María. Limitaciones del sistema sexo-género para explicar la diversidad sexual. revistapueblos.org/?p=19564 
  • Brito Alejandro. Del clóset a la calle. Para ya no ser menos que nadie. En: Que se abra esa puerta: Crónicas y ensayos sobre la diversidad sexual. Editorial Paidós Mexicana S.A. México, 2010:Posición 325
  • Careaga Pérez Gloria. Introducción. En: Sexualidades diversas. Aproximaciones para su análisis. Editorial Miguel Ángel Porrúa. PUEG. Cámara de Diputados. México, 2004
  • Chávez Lanz Óscar. Sexualidad, paradigmas y prejuicios. 
  • Cruz Sierra Salvador. Masculinidad y Diversidad Sexual. La manzana. Revista Internacional de Estudios sobre Masculinidades. Vol. 1. No. 1. Marzo, 2006
  • de Waal Franz. El mono que llevamos dentro. Editorial Tusquets, Metatemas. España, 2007:103
  • Fonseca Hernández Carlos y Quintero Soto María Luisa. La Teoría Queer: la de-construcción de las sexualidades periféricas. Sociológica. Vol. 24. No. 69. Enero-Abril. 2009:8
  • Generelo Jesús. La Diversidad Sexual y de Género en el Sistema Educativo: ¿qué sabemos sobre ella? Revista de Estadística y Sociedad 66. 2016
  • Hansen William. Los mitos clásicos. Una guía del mundo mítico de Grecia y Roma. Editorial Crítica. Barcelona. 2011
  • Hernández Cabrera Porfirio Miguel. Los estudios sobre diversidad sexual y la antropología mexicana: recuento de presencias. En: Revista de Estudios de Antropología Sexual. Instituto Nacional de Antropología e Historia. Universidad Autónoma del Estado de Morelos. Primera época. Vol. 1. No. 1. enero-diciembre. 2005:16
  • Lizarraga Cruchaga Xabier. Semánticas homosexuales. Reflexiones desde la antropología del comportamiento. Instituto Nacional de Antropología e Historia. México, 2012:52
  • Sampedro Javier. Nenadertales, denisovanos y sapiens: sexo y adaptación local. Ciencia, El País. Marzo 25 del 2016
  • Sánchez Olvera Alma Rosa. Cuerpo y sexualidad, un derecho: avatares para su construcción en la diversidad sexual. Sociológica. Vol. 24. No. 69. Enero-Abril. México, 2009:2
  • Seoane Julio. Las culturas de la perversión. Evolución y cambio social. Encuentros Jurídico-Psiquiátricos. Documentos Córdoba, 2010:19
  • Velasco Víctor. El respeto a la diversidad, base de la propia felicidad. En: El sujeto sexuado: entre estereotipos y derechos. Memoria de la III Semana Cultural de la Diversidad Sexual. Edith Y. Peña, Lilia Hernández A., Francisco Ortíz P (Coordinadores). Instituto Nacional de Antropología e Historia. México, 2009:74.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.