Archivo de la etiqueta: médico

La carreta debe ir detrás de los bueyes

Lo que describiré lo han vivido todos aquellos que son médicos y quienes no lo son podrán estar de acuerdo en que, cada vez es más frecuente que alguien llegue con unos papeles en la mano y diga: Aprovechando que eres doctor (aunque casi ningún médico lo es, porque se trata de un grado académico) quiero que le eches un ojo a mis exámenes y me digas: qué tengo, a qué se debe y qué necesito hacer o a lo mejor, me dices que estoy sano. Acciones como la anterior comenzaron a menudear a raíz de que los laboratorios de análisis clínicos incursionaron por los ámbitos de la mercadotecnia y lanzaron Paquetes, es decir, promociones en las que a bajo costo (un poco menos de lo que tradicionalmente cobran) te hacen una serie de análisis que a lo mejor ni necesitas pero, como suenan raros, son varios y no tan caros pagas para que te los hagan.

Nomás pa’ ver si lo que digo es cierto, porque capaz que estoy exagerando, valdría la pena visitar las páginas de algunos laboratorios de análisis clínicos, de esa forma  te percatarás de la abundancia de paquetes, algunos de los cuales recomiendan para Toda la familia.

¿Han visto la cara que pone su médico cuando le enseñan los resultados del paquete que se hicieron en el laboratorio Mi alegría y que él jamás solicitó?

Los médicos viejos, principalmente aquellos que llamábamos Maestros o Clásicos insistían en que lo primero a realizar es una historia clínica completa y un minucioso examen físico; escuchar con mucha atención al paciente cuando expone su sintomatología; guiarlo para obtener las más claras y mayores evidencias acerca de las probables causas y sobre todo determinar qué le ocurre; después de eso si quedan dudas o para reforzar nuestro diagnóstico podrán solicitarse exámenes de laboratorio y gabinete que por cierto, cada vez son más sofisticados y por ende, más caros.

&& 1 && DSC08154

Quiérase o no pareciera que en la actualidad, las cosas marchan al revés: primero se hacen los exámenes y luego tratan de averiguar el por qué de los resultados, en mi rancho dirían que es como: Poner la carreta delante de los bueyes.

La sexualidad tampoco escapa a estas modas, los exámenes para saber si se porta el VIH están sugeridos para Personas con vida sexual activa; como negocio luce sensacional, imaginen que todo individuo que copule o haya copulado se someta a la dichosa prueba, serían carretadas de dinero las que ganarían. Pero aparte de que no es lo más idóneo existen varias inconsistencias pues por ejemplo, en los Laboratorios Chopo dicen que la Patología a detectar es SIDA y el SIDA no se diagnostica sólo con un examen de laboratorio, se requieren un historial médico completo, es decir, que contenga los datos que sustentan dicho diagnóstico y por supuesto una batería de exámenes de laboratorio y gabinete.

En el caso concreto de la detección del VIH existen otras estrategias más sencillas, más baratas y realizadas de la mejor forma, basta que visiten la página de CENSIDA y se enteraran de la existencia de las Pruebas rápidas; las cuales tampoco se recomiendan a todo mundo, más bien ante:

  • abuso sexual,
  • embarazos sin control prenatal en trabajo de parto,
  • riesgo de transmisión ocupacional,
  • corroborar si un paciente ha desarrollado SIDA ante la presencia de infecciones oportunistas u otra manifestación asociada a la evolución de las enfermedades. (CENSIDA)

&& 2 && CENSIDA-logo

No se trata de cualquier cosa del tipo Enchílame otra; estamos ante seres humanos que pueden reaccionar de maneras muy diversas ante cualquiera que sea el resultado. Capaz que alguno se va a celebrar porque el resultado fue negativo pero ¿imaginan que sentirá una persona ante un diagnóstico positivo? que por cierto requiere una prueba comprobatoria. Una noticia de esas hace necesaria la presencia de un profesionista que sepa informar de forma objetiva, respetuosa y empática.

En el CENSIDA asesorarán a la persona desde antes de realizar la prueba, por cierto, el resultado de las Pruebas rápidas toma sólo unos cuantos minutos en contraste con las de laboratorio que requieren de varios días. En fin debe charlarse con la gente y hablar de lo que puede hacerse después de cualquier resultado; si es negativo vale la pena extremar las precauciones y actuar con mayor responsabilidad. Ante un resultado positivo lo primero es señalar que eso no significa el fin el mundo, ni que morirán con terribles sufrimientos en el corto plazo, ni que contagiarán a toda la gente. El portar el VIH significa, que el individuo requiere tratamientos y debe practicar una vida sana pero, también conocer sus derechos entre los que sobresalen: recibir tratamiento y no ser discriminado.

Regresando a las famosas promociones en los paquetes para hombres casi siempre ofrecen el Antígeno prostático específico (APE), la gente se va con la finta porque eso significa que no se someterán a ese examen que es el terror de los caballeros a tal grado que ya hasta existe una oración que dice más o menos así:

Dios mío que no tenga que ir con el urólogo pero,

si tengo que ir que no me haga el tacto rectal y

si me lo hace pues que no me duela y

si no me duele

que no me falte.

Esto que es un chiste resulta por demás interesante de revisar pues tiene un mensaje subliminal: Si te hacen el tacto rectal te convertirás en homosexual. Aquellos varones que se resisten y se niegan a esa revisión vale la pena que sepan que la mayoría de los cánceres que matan en México, están al alcance de la mano:

  • Cáncer de mama,
  • Cáncer cervicouterino y
  • Cáncer de próstata

Un examen a tiempo significa mucho respecto a la calidad de vida de las personas, desde prevenir hasta atender a tiempo.

Pero retomando el hilo de nuestro relato, los caballeros en cuestión revisarán los resultados y si se encuentran dentro de rangos normales se considerarán a salvo, sin embargo, es menester enfatizar que lo mejor es acudir con su urólogo de confianza para que le realice el tacto ya que es necesario conocer cómo ha evolucionado la próstata: ¿creció? ¿cuál es su consistencia? ¿es lisa o rugosa?¿duele? en fin, el especialista hará comparaciones en las que el tiempo resulta un factor de fundamental importancia. Pueden existir cánceres prostáticos con cifras del APE normales o cifras muy altas del APE con próstatas normales.

Algo relativamente parecido sucede con algunos fármacos para la respuesta sexual masculina (pues para variar casi no existen para mujeres); los relacionados con la disfunción eréctil y los que ahora surgieron para la eyaculación precoz; quiérase o no el mejor desempeño ocurrirá cuando aparte del medicamento se tomen en cuenta las sugerencias del terapeuta sexual. No se trata sólo de tener erecciones, ni de retardar hasta cuatro veces el tiempo para eyacular; a la pareja les agrada ser tomada en cuenta; tratada con afecto; sentirse deseada pero también amada; quiere ser acariciada y no que el hombre la use para acariciarse con ella. Debe quedarle claro a los varones que sus parejas no necesariamente son Falofílicas (adoradoras del pene). Infinidad de parejas pueden llegar al orgasmo sin penetración, por ejemplo en un encuentro erótico en el que las caricias se constituyan como el elemento medular; en el cual no haya prisa y el hombre se atreva a recorrer todo el cuerpo de la otra persona. De modo que antes de tomarse su fármaco consulte a su sexólogo o al menos dedíquele a su pareja: tiempo, atención, picardía, afecto o como dijo el filósofo José Alfredo:

… y tantas otras cosas que presenció la noche …

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.

Sexualidad y masculinidad

El 19 de noviembre del 2008 y gracias a una invitación de CENSIDA participé, junto con María Sánchez Cordero y Luis Perelman, en la Mesa de trabajo sobre: “Sexualidad y masculinidad”. Comparto con UDS una síntesis de lo que dije en 15’. 

LXII Reunión Nacional Anual de la Sociedad Mexicana de Salud Pública 2008. “Liderazgo y acción del salubrista mexicano: ante los nuevos paradigmas en la Salud Pública.

La masculinidad y la sexualidad se remontan a épocas muy lejanas; no resulta exagerado afirmar que el tema de la sexualidad estuvo prohibido en Occidente durante siglos pues se consideraba que era pecaminoso o, al menos, de mal gusto; se le relacionaba con cuestiones carnales y por ende se evitaba.

Ya llegará el tiempo en que lo sabrás, era una de las respuestas más usadas cuando algún joven se atrevía a plantear una duda, si es que no le reventaban la boca por preguntar semejantes cosas.

La Medicina tampoco se mostraba muy dispuesta a incursionar en esos territorios, aunque vale la pena mencionar que 1886 puede considerarse la época en que se inició la Sexualogía pues en ese año, Richard von Karfft-Ebing, médico psiquiatra publicó en Alemania su obra: Psicopatía Sexualis. A partir de entonces las publicaciones de ese tipo se hicieron más frecuentes. Los pioneros de la Sexualogía fueron germano parlantes porque hasta Henry Havellock Ellis publicó sus obras en alemán pues, la Inglaterra victoriana vio, con desagrado, que en el primer libro de su Enciclopedia Sexual abordó el tema de la homosexualidad.

Vaya un reconocimiento a los médicos que se atrevieron a explorar los temas sexuales pero también es justo reconocer los errores cometidos, como aquellas estrategias implementadas por médicos de reconocido prestigio que abogaron por remedios tales como: la extirpación del clítoris o la circuncisión masculina sin anestesia para “combatir la masturbación”.

Iwan Bloch, el médico alemán creador del término Sexualwissenchaft y quien es considerado, por los europeos, como el padre de la Sexualogía afirmaba que se trataba de una ciencia transdisciplinaria y por ello se estudió desde diferentes plataformas entre las que destacaron: Antropología, Psicología, Pedagogía, Historia, Biología y día a día aumentan los enfoques más diversos.

La Medicina sigue estudiando la sexualidad pero con más frecuencia, lo relacionado a las disfunciones sexuales, la reproducción; las infecciones de transmisión sexual y los métodos anticonceptivos, entre otros temas aunque, en el último se le otorga poca importancia a la participación de los hombres.

En lo tocante a las disfunciones sexuales se han privilegiado las masculinas, en especial la disfunción eréctil, la cual es más frecuente de lo que se pensaba. Aparte de las ganancias que puedan obtener los laboratorios farmacológicos por la venta de medicamentos para su tratamiento, las numerosas investigaciones han advertido que la disfunción eréctil puede ser un signo premonitor de un infarto al miocardio pues, las arterias helicinas (las que vierten su sangre en el tejido eréctil peneano) son más delgadas que las coronarias (las que irrigan de sangre al músculo cardiaco), esto significa que si la disfunción eréctil es de origen vasculogénico y las helicinas son las afectadas, las siguientes serán las coronarias, y por ende se pueden tomar medidas preventivas contra infartos al miocardio.

El tema de la sexualidad se ha puesto de moda en los medios de comunicación desde hace algunos decenios, pero el tratamiento que se le dispensa varía, de acuerdo a los intereses de productores, conductores, patrocinadores y por supuesto de los dueños de los consorcios. Todo lo anterior condiciona la diversidad de los enfoques; uno que otra programa se salva de reproducir y reforzar falacias pues son muchos los que privilegian el chiste simplón que incrementa el sexismo.

Hacen falta investigaciones sobre sexualidad en nuestro país pero, sobretodo, en el ámbito de la masculinidad pues con singular frecuencia el varón es el gran ausente. Los temas de la reproducción y de la anticoncepción suelen centrarse en las mujeres y quizá ello explique, en parte, la escasa participación de los varones.

En algunos tópicos se da por sentado que el hombre es el malo de la película, como en el de la violencia (en todos sus tipos). Las estadísticas demuestran que su participación como agresor es predominante pero también se requieren investigaciones que profundicen, no sólo para averiguar a qué obedece ese comportamiento si no también para que propongan opciones para su tratamiento y de ser posible su prevención.

Las infecciones de transmisión sexual aumentan de forma preocupante en el grupo de las personas más jóvenes ¿Tendrá algo que ver con los papeles genéricos estereotipados?

Si la morbi/mortalidad, en términos generales, son mayores entre los hombres es indispensable averiguar acerca de los factores causantes y el diseños de las estrategias capaces de frenar esa tendencia.

¿Qué puede hacer la Salud Pública para animar a los profesionales de la Salud a interesarse en el vasto tema de la sexualidad?

Muchas gracias.

 

Atiendo problemáticas relacionadas con la sexualidad y el erotismo. Tengo más de 30 años de experiencia brindando terapia sexual. También doy conferencias, cursos o talleres sobre: sexualidad, erotismo, disfunciones sexuales, masculinidad, paternidad, prevención de la violencia y otros temas.